miércoles, 4 de noviembre de 2015

Cautivo de mis deseos (Johanna Lindsey)

Ficha técnica
Título: Cautivo de mis deseos
Título original: (Captive of My Desires, 2006)
Autor: Johanna Lindsey
Editorial: B de Bolsillo
Nº de páginas: 364
ISBN: 9788490700716
1ª Edición, Mayo 2015
Serie Mallory, 8

Sinopsis de la editorial


La popular Johanna Lindsey nos propone una nueva aventura, protagonizada por los incomparables Malory, que nos llevará del privilegiado mundo de los aristócratas ingleses a las búsquedas de tesoros perdidos en el Caribe.

En esta ocasión, otro sinvergüenza, Drew Anderson, encuentra la horma de su zapato en Gabrielle Brooks, nada menos que la hija de un pirata... Pasión, humor y aventura a raudales en el nuevo título de la autora más popular del género romántico.
 
Opinión personal
Reseña para la editorial Anika entre Libros.

Estamos ante el octavo libro de la serie Malory. Considerarlo un libro de la serie es mucho decir, ya que aunque a lo largo de la historia aparecen algunos personajes conocidos de anteriores libros, estos son personajes secundarios, que a medida que avanza la trama pasan desapercibidos.

Los auténticos protagonistas son Gabrielle Brooks y Drew Anderson, cuya relación con los Malory es la de una buena amistad en el primer caso y de parentesco político en el segundo.

Gabrielle es una dama poco común, algo a lo que ya nos tiene acostumbrados Johanna Lindsey en sus novelas. Tras la muerte de su madre, esta muchacha desolada va en busca de su padre. Con él vivirá el verdadero sabor de la aventura y el riesgo. Después de conocer esa vida salvaje de los piratas es normal que la joven se muestre reticente a regresar a Londres, un lugar en el que la apariencia y las convenciones sociales imperan en la vida cotidiana de todos los miembros de la alta sociedad.

Como la joven díscola que se muestra tras ser obligada a ello, es normal que acabe poniendo sus ojos en el atractivo Drew, otro joven ambicioso y vividor. Quizá el punto negativo y que menos me ha gustado es que ella termine tan enamorada de un hombre que la humilla, la insulta y la menosprecia, porque podría ignorarla; pero creo que a ninguna mujer, medianamente razonable le llamaría la atención alguien que vilipendia de semejante manera.

El resto de la acción se desarrolla en un continuo tira y afloja, incluso cuando la joven Gabrielle cumple con su venganza.

Hay varios puntos que hacen que la historia sea un poco floja. Uno de ellos es que la novela se ofrece como una historia de piratas. Bueno, piratas aparecen, pero tanto como para incluirlos en su definición...

Otro es que le falta un poco de aventura o tensión. Los continuos escarceos entre los protagonistas son chispeantes y en ocasiones graciosos, pero les falta algo. Por el comportamiento de ambos es predecible lo que va a suceder, tal vez algo más de tensión o un giro inesperado le daría más intriga a esta relación.

Así visto nos encontramos con una narración divertida, ligera y relativamente floja, si la comparamos con otras novelas de la serie Malory.

Vamos una historia adecuada para la época veraniega.