lunes, 13 de julio de 2015

La reina del azúcar (Dolores García Ruiz)

Ficha técnica
Título: La reina del azúcar
Autor: Dolores García Ruiz
Editorial: Ediciones Versátil
Nº de páginas: 554
ISBN:
9788494225765
1ª Edición: Marzo, 2015
 
Sinopsis de la editorial


Intensa y vibrante, una novela que jamás olvidarás.

Un cuaderno con las memorias de Inés Belmonte, conocida en Melilla como «la reina del azúcar», aparece en un archivo militar entre documentos confidenciales. El juez Prieto abre una investigación, mientras el comandante Fonseca, fascinado por el contenido de los recuerdos de esta mujer, se enfrenta a una misión crucial: encontrar en el archivo de la Comandancia el original del Tratado de límites, y evitar una guerra entre España y Marruecos. Al iniciar sus pesquisas ninguno de ellos imagina que estas memorias cambiarán radicalmente sus vidas.

La reina del azúcar nos lleva a la Melilla exótica y cosmopolita de principios del siglo xx, en un viaje insospechado que comienza en París. En esa ensoñación al borde del mar que es la Melilla de la época, tendrá lugar la apasionante y dramática historia de amor de Inés Belmonte con el doctor Eduardo Vidal en el marco de las guerras del Rif. Y su particular historia de superación, que la llevará a levantar un imperio industrial y a mantener silenciado el secreto que tan celosamente oculta.

 

Opinión
Reseña para la editorial Anika entre Libros.

Un cuaderno de contabilidad, en el que están escritas unas memorias, aparece en unas dependencias militares melillenses, entre archivos confidenciales. Este hecho hace que se abra una investigación para aclarar las circunstancias de la ubicación de este documento.
El juez Prieto, encargado de las investigaciones preliminares, y el comandante Fonseca, encargado de redactar el informe sobre el hallazgo, caerán cautivados por la lectura de las memorias de Inés Belmonte. Ambos amigos descubrirán lo ligados que están a ese documento que aclarará muchos aspectos oscuros de doña Inés, más conocida por “la reina del azúcar”.

Inés nos cuenta en ese cuaderno cual fue la realidad de su vida. Una vida que escondía un oscuro secreto. Un secreto que quedará desvelado en esas memorias, su testamento definitivo. Una forma de liberar su conciencia y su alma, ante su inminente muerte.

“La reina del azúcar” transcurre en dos tiempos, en dos momentos suficientemente diferenciados como para que los protagonistas de ambos apenas tengan relación o recuerdos.

Solamente Merceditas pervivirá en ambos momentos, así como Encarna. Ambas callarán lo que saben, lo que no esperan es que Inés, más allá de la muerte, halla regresado para contar toda una vida que puede destruir las ilusiones de alguna de ellas y reforzar la autoestima de la otra.

En la línea temporal actual nos encontramos con dos investigaciones. Una de ellas es la que lleva a cabo el juez Prieto, tratando de dilucidar cómo han podido llegar a un lugar altamente secreto y de acceso restringido las memorias de Inés Belmonte, además de por qué alguien quería ocultar ese documento, que en principio no parece albergar datos importantes a los ojos del mundo.

También nos encontramos con el comandante Fonseca, quien tendrá que llevar a cabo una importante misión. Encontrar el Tratado de Límites que señala las fronteras entre Marruecos y España. El original que existía en Melilla ha desaparecido, por lo que tendrá que localizar el que se encuentra en las dependencias del Ministerio de Asuntos Exteriores. Si no lo consigue, la desaparición del tratado puede provocar un conflicto bélico entre los dos países, cuyos dirigentes se reunirán en breve para tratar ciertos asuntos.

Inmersos en la lectura de las memorias de Inés Belmonte, nos trasladamos a principios del siglo XX. Allí descubrimos a una muchacha con muchas agallas, que sin querer tuvo que tomar las riendas de su familia y de su vida para conseguir salir adelante. La vida no ha sido fácil para la joven Inés, pero ha sabido aprovechar tanto lo bueno como lo malo. Sólo tuvo una debilidad, la cual le producirá uno de los mayores sinsabores de su existencia. Sin embargo, vemos como será capaz de repornerse y salir adelante. Porque si algo nos enseña esta mujer, es que la vida da muchas vueltas, como una noria, y unas veces estamos arriba y otras nos lanza inmisercorde a la zona baja. Pero para enfrentarse a ello hay que saber sobreponerse, ocultar el dolor y saber con quien estar. Esta mujer, que con los años se ha vuelto en apariencia fría, nos da una tremenda lección. Puede que en ocasiones se equivoque, pero ¿quien no lo haría?

La autora ha sabido conjugar de una manera brillante un gran número de ingredientes para ofrecernos esta novela maravillosa que, a pesar del dolor que muestra en sus páginas, se saborea con placer por la elegancia de su escritura. La gracilidad de las expresiones, la forma en que lo cuenta, hace que nos sintamos en esa Melilla de olores profundos, de magia encubierta, de paseos por el zoco.

A primera vista parece que nos encontramos ante el género conocido como landscape, pero esta vez en tierras españolas. Eso está bien, porque en nuestra tierra también hay muchos paisajes por descubrir e historias que contar.

De la mano de Inés, la autora nos llevará, por escenas desgarradoras y sucesos trágicos debidos a la guerra del Rif y el conocido Desastre de Annual. Sin embargo, y a pesar de la locura tétrica del momento, nuestra protagonista vivirá una intensa historia de amor que perdurará en su recuerdo y le dejará marcada para siempre.

Dos historias intensas que matienen al lector en vilo, quien tratará de averiguar cual es la relación entre ambas. Una intriga, una incógnita que no nos dejará indiferentes, pero que ayudará a entender muchos de los actos de la protagonista.

La autora nos presenta una historia deliciosa, de esas que apetece disfrutar lentamente para empaparse de la belleza de una escritura precisa, amena y delicada.

Un acierto, por parte de la editorial, inaugurar una nueva sección dedicada a la narrativa con esta sencilla y maravillosa historia.