lunes, 19 de octubre de 2015

La isla de los glaciares azules (Christine Kabus)

Ficha técnica
Título: La isla de los glaciares azules
Título original: (Insel der blauen Gletscher, 2015)
Autor: Christine Kabus
Editorial: Ediciones B
Nº de páginas: 562
ISBN: 9788466657075
1ª Edición, Mayo 2015

Sinopsis de la editorial

Dos mujeres, un paisaje impresionante en el Ártico. Un oscuro secreto oculto bajo el hielo durante décadas.

Tras seducir a los lectores en español con En el corazón de los fiordos e Hijas de la Luz del Norte, Christine Kabus se consagra definitivamente como la autora landscape más exitosa en el mundo, después de Sarah Lark, gracias a la ambientación escandinava de sus novelas y su maestría a la hora de retratar historias de mujeres con misterio e intriga. El resultado es todo un hallazgo.

Alemania y Círculo Polar Ártico, 2013. Hanna decide reajustar su vida y volver a ejercer de periodista. Pronto le encargan un cuaderno de viaje sobre el solitario archipiélago que hay más allá del Círculo Polar Ártico. Allí conoce a un interesante investigador, con quien explora el paisaje único de la isla de Spitsbergen, hasta que descubre un cadáver cubierto por el hielo durante décadas… y decide profundizar en su misterio.

Cuenca del Ruhr, 1907. En lugar de seguir los deseos de sus padres y buscar un marido, Emilie hace un pacto con su hermano menor: se disfrazará de hombre y se hará pasar por él en la expedición al Ártico en la que debía participar. Pero pronto se percata de que ella no es la única que oculta algo...

Opinión personal
Reseña para la editorial Anika entre Libros.

Año 1907. Emilie cumple su mayoría de edad y todos esperan que contraiga un buen matrimonio. Se dirige a Berlín para acompañar a su tía Fanny. Sin embargo, Fanny dista mucho de parecerse a la imagen que recordaba de ella. Al poco, Emilie decide suplantar a Max, su hermano, en un viaje expedicionario al Ártico. Lograda la libertad que tanto anhelaba, al hacerse pasar por un hombre, descubrirá un mundo mundo fascinante en el que descubrirá que no es la única que oculta un secreto.

Año 2013. Hanna ve como su vida se viene abajo cuando su marido le abandona por otra mujer. Sin embargo, está dispuesta a rehacerla y para ello se dirige a la revista femenina en la que trabajaba. Allí consigue un encargo: tendrá que hacer un reportaje sobre la isla de Spitsbergen. Este viaje le deparará nuevas experiencias, entre las que están un investigador y un cadáver.

Christine Kabus vuelve a trasladarnos a los países nórdicos en esta nueva novela. En esta ocasión nos lleva bastante al norte, aunque no llegaremos hasta las inmediaciones del Ártico hasta aproxidamente la mitad de la novela.

Las protagonistas principales, como viene siendo habitual en esta autora, están separadas en el tiempo y conoceremos de sus vicisitudes en capítulos alternos. Es una forma interesante de leer una novela porque así estamos visualizando de forma paralela dos vidas alejadas en el tiempo y que aparentemente no tienen nada que ver, ante lo cual el lector estará permanentemente en alerta en espera de esa pista que nos muestre qué tipo de relación puede unir a estas dos personas, aunque tal vez no se trate de una relación de parentesco, sino de un lugar o un hecho.

Emilie, la protagonista de principios del siglo XX, es una muchacha adelantada a su época. No está interesada en matrimonios concertados, sino que anhela su libertad y sus ganas de aprender y dibujar; pero claro, en la sociedad y el momento en el que vive eso no está bien visto. Cuando suplanta a su hermano en la expedición a la que éste debería asistir, Emilie ve el cielo abierto. Cierto que no podrá mostrar su cualidad de mujer, pero está dispuesta a aprovechar todo lo que la vida le va a ofrecer en esa experiencia tan extraña.

Hanna estará dispuesta a dejar de lado su pasado más cercano, alejando de su mente el dolor por la marcha de su marido. El viaje que tiene que emprender le sirve como vía de escape, aunque cuando se ve inmersa en la profundidad blanca de la isla de Spitsbergen la idea de conocer ese desierto blanco no le parece tan alentadora. Sin embargo de la mano de un explorador polar disfrutará de un paisaje, que tal vez no parezca muy agradable, pero sí tiene todas las garantías de ofrecer un viaje inigualable y que nunca olvidará.

Quizá nos choca esta Hanna del siglo XXI, ya que aunque es una mujer madura con muchas agallas, sin embargo, no termina de encajar con lo que se entiende de mujer actual, pues, por ejemplo, no entiende el uso masivo de los smartphones hasta que su hija le regala uno.

Además de Emilie y Hanna, un personaje que me ha llamado la atención es Max, el hermano de Emilie. Al igual que su ésta, es un muchacho que no termina de encajar en la sociedad en la que ha nacido. Una sociedad férrea e intrasigente en la que ya está decidido de antemano el futuro de la mayoría de los miembros de una familia, sin posibilidad de decisión por parte de los implicados.

Personalmente, la parte que más me ha gustado ha sido la relativa a Emilie. Es ésta precisamente la que lo tiene todo en contra para conseguir superar las pruebas a las que tendrá que hacer frente.

En esta ocasión, Christine Kabus consigue trasladarnos a los lugares por los que transcurre la novela. Ha descrito con precisión los lugares por los que se desarrolla y es muy sencillo para el lector visualizar los monumentos y parajes por los que circulan las protagonistas.

Eso sí, no sólo de viajes, fuertes emociones y romanticismo se nutre la novela. Los amantes del misterio también tendrán su aportación, estos podrán acompañar a Hanna en la investigación que emprenderá para saber que ocurrió con el cadáver con el que se encuentra.