jueves, 23 de octubre de 2014

De vuelta a casa (Julie Kliber)

Ficha técnica
Título: De vuelta a casa

Título original(Calling Me Home, 2013)
Autor: Julie Kliber
Editorial: Plaza & Janes
Nº de páginas: 368
ISBN:  9788401384561
1ª Edición: Mayo, 2014


Sinopsis

A partir de sus propias raíces en el sur de Estados Unidos, Kibler ha escrito una conmovedora novela sobre la familia, la amistad y el amor; una historia universal sobre el hoy y el ayer de la discriminación, las oportunidades perdidas, los riesgos asumidos y las lecciones aprendidas.

Dos mujeres tan distintas como unidas emprenden un largo viaje en coche por Estados Unidos. Sus confidencias lo convertirán en un emocionante recorrido por el pasado y también por el presente.

La anciana señorita Isabelle pide a su peluquera, Dorrie, que la acompañe a la otra punta del país para asistir a un funeral. Aunque esta madre soltera afroamericana de 36 años no podría ser más diferente de su clienta preferida, con los años ambas han desarrollado una complicidad muy especial.

El sur de Estados Unidos a finales de los años treinta es un mundo regido por la segregación. Una adolescente blanca sueña con evadirse del entorno asfixiante de su familia privilegiada y de su pequeña ciudad. Pero cuando se fija en el hijo de la criada negra, su vida da un giro aún más dramático de lo que hubiera podido imaginar. Pronto se verá envuelta en una lucha por seguir los dictados de su corazón a pesar de los peligros y los prejuicios a los que deberá enfrentarse.
 

Opinión

Reseña hecha para la web Anika entre Libros

 
La anciana señorita Isabelle le pide a su peluquera que le acompañe a un funeral que tendrá lugar en Cincinatti. A pesar de la lejanía y de los ajustes que tiene que hacer con su familia, Dorrie decide acompañarla.

Es un viaje largo el que ambas recorrerán, desde Texas hasta Cincinatti. En el trayecto Isabelle le irá contando parte de una historia completamente desconocida para todos aquellos que la conocen, una historia que tuvo lugar en los años 40, cuando estaba mal vista la relación entre una muchacha blanca y un joven negro.

Simple y llanamente es una historia fabulosa, fantástica, en la que la autora nos deslumbra con su buen hacer. Nada tiene que ver el hecho de la novela está basada en el pasado de su familia, sino con la manera con la que logra transmitir las emociones que embargan a unos jóvenes enamorados, la dureza de la situación que vivía la gente de color en los años 40, las interioridades de dos amigas que emprenden un viaje juntas, que termina mucho más allá del lugar de destino.

El libro se narra a dos voces, la época actual en la que Dorrie nos manifiesta sus puntos de vista y sus problemas interiores, además de las vicisitudes del viaje; y lo sucedido en los años 40, en la que Isabelle nos cuenta cómo era su vida y su relación con Robert, el hijo de su criada negra.

Ambas historias se complementan a la perfección, sirviendo los recuerdos de Isabelle para solucionar los problemas actuales de Dorrie, o por lo menos para que ésta empiece a cambiar su forma de ver la vida.

A través de la narración de Isabelle vemos su alegría, sus ilusiones y deseos, muchas veces fuera de lo apropiado para aquella época siendo una mujer. Sus ansias de estudiar se ven frenadas por las órdenes de su madre quien desea convertirla en una buena esposa y madre. Sin embargo, Isabelle echará al traste todas las aspiraciones de su madre al enamorarse de Robert. Ambos jóvenes lucharán por su amor, pero no es el momento para que la gente vea con buenos ojos las relaciones amorosas entre personas de diferentes razas.

Cuando es Dorrie quien nos cuenta sus cuitas vemos que, algunos aspectos, el mundo y la sociedad no parecen haber cambiado nada, por lo menos en la mente de Dorrie, que nos hace ver que es la gente de su raza la se crea los problemas al pensar que son inferiores y que los blancos los tratan con conmiseración por su color. Además Dorrie nos muestra su gran desconfianza hacia los hombres, la cual proviene de sus vivencias pasadas. Por otro lado, deberá hacer frente a un enorme problema que le comunica su hijo, pero para ello tendrá que esperar a regresar a casa.

Julie Kibler nos lleva por un camino de espinas, en el que de vez en cuando surge algún claro en el que la alegría y la felicidad inundan las páginas, sin embargo, a medida que avanzamos vemos el sabor amargo de la diferencia.

La autora consigue enganchar desde la primera página, por lo que la novela, pese al número de páginas, se lee prácticamente de un tirón.

No tiene la alegría de "Criadas y señoras" pero si éste os gustó, "De vuelta a casa" no os dejará indiferentes.