lunes, 20 de octubre de 2014

La amante secreta (Mary Balogh)

Ficha técnica
Título: La amante secreta

Título original:
(The Secret Mistress, 2011)
Autor: Mary Balogh
Editorial: Plaza & Janes
Nº de páginas: 508
ISBN:  9788401384615
1ª Edición: Julio, 2013

 
Sinopsis



Lady Angelina debe casarse con un aristócrata, pero desea un hombre normal, tranquilo y serio. Edward no sabe qué es al amor, pero como nuevo duque de Heyward, tiene la obligación de buscar esposa. La tercera entrega de la serie «Amantes».

Lady Angelina Dudley espera en una posada a que su hermano, el duque de Tresham, la recoja para escoltarla hasta Londres, donde será presentada en sociedad. Edward Ailsbury también viaja a Londres para asumir sus obligaciones como nuevo conde de Heyward, y al vislumbrar a aquella joven tan bella queda impresionado. Cuando aparece el notorio lord Windrow e intenta propasarse con ella, Edward interviene sin dudarlo.

Este será el primero de una serie de encuentros entre Angelina y Edward, pues la familia de él, empeñada en buscarle esposa, ha decidido que ella es la candidata ideal. Angelina, por su parte, cree haber encontrado en este caballero decoroso y formal el complemento perfecto a su propia naturaleza impetuosa. Pero Edward siempre había dado por sentado que se casaría con Eunice, su amiga de la infancia. Convencida de que no puede aceptar una propuesta de matrimonio impulsada solo por el deber y de que Edward está enamorado Eunice, Angelina decide intervenir para que se case con su amiga... Sin embargo, un beso robado despierta algo poderoso e insospechado, y las cosas se complicarán todavía más. De pronto aparecerá el amor donde nadie lo espera.

Con esta nueva historia de seducción, escándalo y malos entendidos, y con el suntuoso trasfondo de la alta sociedad inglesa del siglo XIX, Mary Balogh cierra la trilogía «Amantes», y nos vuelve a brindar unos momentos inolvidables.


Opinión

Reseña hecha para la web Anika entre Libros

 

Angeline Dudley va a ser presentada en sociedad. Un breve encuentro en una posada hará que se enamore de un joven que la defiende de un libertino.

Su su sorpresa será enorme cuando se vuelve a encontrar con el joven, Edward Ailsbury, conde de Heyward, que también está buscando esposa.

Serán muchos los encuentros que tendrán a lo largo de la época de bailes, mientras buscan la pareja adecuada para sus fines. Mientras que Angelina Dudley hará todo lo posible por conquistar Edward, éste parece tener muy claro que la joven no representa el tipo de mujer con el que aspira a pasar el resto de su vida.
 
Mary Balogh nos presenta en esta novela a Angeline Dudley, una muchacha joven y resuelta que no sabe acatar muy bien las rígidas normas que imperan en la sociedad londinense. Bueno, en realidad, a Angeline ya la conocíamos de las anteriores novelas de la serie, pero un personaje secundario o simplemente nominal. Sin embargo, esta es su novela, la novela de Angeline y Edward, la novela que nos desvela cómo se conocieron y cómo fueron descubriendo el amor.

A quienes hayan leído las historias anteriores quizá les choque encontrarse con que esta sea la última de la serie, cuando situadas cronológicamente debería ser la primera. La misma podría considerarse como una especie de precuela de la saga, cuántas veces ¡hemos visto estos apaños en la literatura cuando algunos personajes acaban tomando cierto protagonismo!

La pareja tan dispar que forman Angeline y Edward hará que los lectores pasen momentos divertidos, pues si algo está claro es que el cortejo entre ambos no debió de ser nada fácil. Frente a la gran pasion y las enormes ganas de vivir que imperan en todos los actos de Angeline, nos encontramos con un recatado, taciturno y con su saber estar de Edward, a quien le cuesta dejarse llevar por sus sentimientos, así como por las pequeñas alegrías de la vida.

Ambos protagonistas están obligados a encontrar pareja, a ser posible la mejor que se encuentre en el mercado, pero sólo uno de ellos estará dispuesto a todo por conquistar el corazón del otro.

Teniendo en cuenta la época en la vivimos, tan diferente de la reflejada en la novela, muchos nos sentimos identificados con la joven Angeline, tan alejada de las normas sociales, pero cuyo noble corazón se hará ganar el cariño y respeto de la mayoría de los miembros de la sociedad.

Una novela que todos los amantes del género devorarán y que muchos estaban esperando. Seguro que no defraudará e incluso muchas de las expectativas se verán superadas.

Como siempre, la autora conseguirá transportarnos a las reuniones sociales y los magníficos bailes que imperaban en la época, las críticas, las comidillas y las rencillas entre damas. Todo narrado en su estilo ágil y fluido que hará disfrutar a los lectores de una buena novela veraniega.