viernes, 6 de junio de 2014

Búscame en tus sueños (Caroline March)

Ficha técnica
Título: Búscame en tus sueños
Autor: Caroline March
Editorial: Vergara
Nº de páginas: 480
ISBN:  9788415420750
1ª Edición: Enero, 2014

Finalista del V Premio Vergara-Rincón de la Novela Romántica

Sinopsis
Ginebra Freire se sentía afortunada. Lo tenía todo: un trabajo que le gustaba, un marido al que adoraba, estaba a punto de ser madre... Pero en pocos días lo pierde todo y a punto está, incluso, de perder la vida.

Guiada por extrañas visiones que intenta ignorar, acepta la propuesta de su hermana de instalarse en Edimburgo con el propósito de empezar de nuevo. Durante una visita a un museo sufre un accidente, y despierta en otro tiempo.

Corre el año 1744 y se halla en uno de los prostíbulos más conocidos de la capi- tal escocesa. Perdida y desconcertada, irá encontrando personas que con paciencia y humor la ayudarán a sobrevivir, aunque también se granjeará enemigos.

Mientras tanto, los fantasmas que antes la acosaban irán tomando cuerpo, entre ellos un misterioso guerrero escocés que embriagará sus sentidos y trastornará sus sentimientos.

Opinión
Reseña hecha para la web Anika entre Libros.

Ginebra tenía una vida feliz pero en pocos días lo pierde todo, lo que la lleva a intentar suicidarse. Su hermana consigue convencerla para ir con ella a Edimburgo y así comenzar una nueva vida.


Un pequeño accidente en una fiesta conseguirá que su vida sea completamente diferente a todo lo que había planeado. Sin saber cómo, Ginebra se encuentra en la Escocia de 1744.


Intentará buscar la forma de regresar a su vida normal. Pero el amor aparece cuando menos lo espera y en la época no apropiada. 

La autora ha conseguido crear una novela que atrapa desde la primera página aunque, personalmente, ha dejado alguna pequena laguna sin resolver. Bueno, puede que haya una segunda parte, lo cual sería de agradecer.


La historia comienza completamente ajena a la vida actual de Ginebra. En el Norte de Inglaterra de 1744, lady Melisande consigue escapar de su marido tras ver como éste mantenía relaciones sexuales con otro hombre, Y ahí nos deja, en plena huida.


El siguiente capítulo ya nos presenta a una Ginebra que se está recobrando del suicidio, una Ginebra que no entiende cómo ha podido torcerse su vida en tan poco tiempo y cómo no lo vio venir. La situación refleja muy bien la depresión en la que se ha sumido nuestra protagonista. Ginebra perdió el rumbo y su vida cuando a dio a luz a una niña muy prematura que no consiguió sobrevivir. Esta experiencia es muy dolorosa y traumática para quienes la sufren y Caroline March lo ha plasmado, para mi gusto, demasiado bien.


Las ansias de Ginebra de intentar tener otro bebé por encima de todo, para mitigar el dolor del que acaba de perder, son propias de este tipo de madres, que se resisten a aceptar la dolorosa experiencia por la que han pasado, o más bien intentan luchar por algo para olvidar el dolor.


Para tratar de rematar el dolor en el que estaba sumida, su marido la abandona. Lo cual es lógico, cuando el diálogo se acaba, y una de las partes se encierra de forma que no deja entrar a la otra en su mundo, hace falta mucho amor para afrontarlo, algo de lo carecía Yago, a quien parece que sólo le interese tener hijos.


El viaje a Edimburgo le sirve como acicate para plantearse nuevas metas, pero en su interior sabe hay algo que no termina  de encajar.


El accidente que lleva a Ginebra a mediados del s.XVIII consigue que utilice sus energías en pensar en la forma de regresar con su familia. Tendrá de adaptar su forma de vida, tan placentera y grata para el s.XXI, a su nuevo siglo, lo que no será nada fácil. Lo que más trabajo le costará es mostrarse sumisa y dócil, pues es raro que en aquella época las mujeres se comporten con la total independencia y libertar de la que gozan, en los países occidentales, en pleno s.XXI.


Ginebra vivirá un sinfín de aventuras y conocerá a Connor, un escocés de las highlands, un hombre peculiar y bastante diferente a los demás. Con él conseguirá huir de una acusación de agresión, y viajarán a las tierras de su clan. El contacto y el roce continuados hará que las intenciones iniciales de Ginebra flaqueen, y es que cuando el amor aparece en tu camino, la familia puede quedar en un segundo plano.

La autora consigue que sea casi imposible dejar la lectura para seguir a Ginebra en sus correrías por una época cruel. Además, la historia de amor entre Connor y ella es tan romántica y enigmática que estás deseando terminar el libro para saber en qué acaba. Y cuando llegas al final... alguna que otra sorpresa te llevarás.


La novela es de una lectura ágil y muy fluida. El ritmo y la acción son trepidantes y sin pausa. Hay momentos de dolor, de lágrimas, de risas incontenibles, de carcajadas imposibles, de aventuras, de amor, de mucha pasión y con unos diálogos muy inteligentes.


La autora nos ofrece una historia que en ningún momento decae. Sólo me queda una duda ¿seríamos capaces de adaptarnos a vivir en una época no tan remota?