jueves, 5 de junio de 2014

El camino oscuro (Ma Jian)

Ficha técnica
Título: El camino oscuro

Título original: (The Dark Road, 2013)
Autor: Ma Jian
Editorial: Literatura Random House
Nº de páginas: 416
ISBN:  9788439728078
1ª Edición: Febrero, 2014


Sinopsis
El camino oscuro narra la historia de Meili, una campesina china, y su marido, Kongzi, un humilde maestro y descendiente lejano del gran sabio Confucio. Tienen una hija, pero, ansioso por continuar con su ilustre linaje, Kongzi deja a Meili nuevamente embarazada sin esperar a que les den el permiso oficial. Cuando los oficiales de planificación familiar llegan al pueblo, la pequeña familia tiene que huir río abajo.

Durante años viajan a la deriva rumbo al sur a través de cursos de agua contaminados y paisajes en ruinas, haciendo trabajillos a medida que avanzan, hurgando en busca de artículos de primera necesidad, siempre temerosos de ser descubiertos por la policía. Mientras su cuerpo continua invadido por su marido y asaltado por el Estado, Meili lucha por recuperar el control de su destino y el de su hijo por nacer.
Opinión
Reseña hecha la para la web Anika entre Libros.

Meili es una campesina china que, junto a su marido, Kongzi, y su hija, tiene que huir del pueblo en el que residían. Su delito no es otro que estar embarazada sin tener el permiso oficial.

Durante años la familia continuará huyendo y tratando de llevar una vida normal. Pero todo se complica, porque la obsesión de Kongzi es traer un niño varón al mundo y Meili se plantea disfrutar un poco de la vida y tener dinero.

Cuando alguien se acerque a coger este libro y lea la contraportada seguro que le parecerá un libro interesante. Lo que seguro que no espera encontrarse es con una realidad tan hedionda y horrorosa que puede llegar a provocar náuseas y un gran malestar.

A medida que iba leyendo no podía dar crédito a lo que veía, a aquello que mi mente se negaba a admitir por ir contra natura.

Muchos nos hacemos una idea, o creemos que la tenemos, de como es la situación en China. Nada más lógico, aquí también hemos pasado por una dictadura y es fácil ponerse en el lugar de los ciudadanos que viven bajo este tipo de régimen. Sin embargo, nada es comparable con lo narrado en este libro.

Meili es la principal protagonista de una historia que gira en torno a la política del hijo único. Esta política consiste en que después de tener un primer hijo, ya sea niño, gran alegría para la familia, o niña, una gran desilusión, para poder tener el siguiente deben pedir una autorización, la cual puede ser otorgada cuando el primogénito tenga una cierta edad, o bien pagar una multa. Esta medida surgió en su momento por la gran superpoblación que existía, y aún sigue existiendo, en China. En principio, podríamos pensar que es una medida coherente sino fuera por la brutalidad que se ha seguido en práctica de esta medida y que es lo que denuncia Ma Jian, disidente político chino, en esta novela.

Según lo que se nos narra en "El camino oscuro" aquellas parejas que no podían hacer frente a la multa podían perder sus bienes, eran encarcerlados y, en los casos más brutales, las mujeres eran obligadas a abortar de una forma tan horrible que hasta duele el tener que escribirlo. En otros, si el niño nacía podían incluso llegar a matarlo delante de los ojos de la madre.

Además, el autor también nos muestra los agravios comparativos entre los habitantes de las zonas urbanas y los de las zonas rurales. Mientras que los primeros, en su mayoría pudientes, pueden tener varios hijos porque pueden pagar las multas, los últimos ven como sus vidas son destrozadas cuando la necesidad de buscar un hijo es más para tener alguna mano que ayude en las labores del campo que por las propias ganas de criar y atender un hijo.

A medida que nos vamos adentrando en la lectura vemos cada vez más violencia y vejaciones hacia las mujeres, como son obligadas a ser esterilizadas. Sin embargo, a pesar de todas las calamidades que sufre, es digno de alabar el coraje de Meili, gracias a la cual el libro se convierte en un canto a la esperanza, a la ilusión, a la consecución de un sueño.

Son muchos los descubrimientos de esta cultura que impactan de una forma tan cruel en nuestra mente que nos hace rechazar que aquello que leemos pueda ser verdad.

De la pluma de Ma Jian viajamos por localidades ribereñas, donde lo que impera son las aguas contaminadas, donde se vive el día a día y a lo máximo que puede aspirar un campesino es a trabajar en el mayor cementerio de la tecnología por lo que, para ellos, es una fortuna y sin embargo, no es más que miseria, sin tener en cuenta las consecuencias que ese trabajo acarrea.

Es un libro difícil de leer, no por la prosa, sino por las imágenes que nos ofrece. Pero para aquellos que se atrevan con él encontrarán una narración desgarradora y maravillosa. Una narración que llega a lo más recóndito del alma.
Eso sí, todos aquellos que se consideren demasiado sensibles mejor que se abstengan.