jueves, 26 de junio de 2014

El corazón de la selva (Elvira Menéndez)

Ficha técnica
Título: El corazón de la selva
Autor: Elvira Menéndez
Editorial: Planeta
Nº de páginas: 512
ISBN:  9788408126270
1ª Edición: Marzo, 2014
Saga Nuevo Mundo: 2

Sinopsis
Nuevo Mundo, 1556. Acusado de asesinato, el capitán Salazar huye de Asunción con fray Juan sin saber que su fuga obligará a Mencía de Calderón y a Ana de Rojas a partir en su busca en un peligroso y emocionante viaje a través de la selva.

Pero este es solo el principio de una nueva aventura para los protagonistas que conocimos en El corazón del océano: siguiendo el rastro del mítico El Dorado, desde los poblados indígenas hasta las profundidades de las minas de Potosí —entre tahúres, explotadores y corregidores corruptos llegados de las Españas—, todos ellos se verán atrapados en una intriga que cambiará sus destinos y los de sus descendientes para siempre.

El corazón de la selva es una intensa novela cuajada de sorpresas, intrigas, pasión y valentía que transportará al lector a una de las épocas más apasionantes de la historia.
 
Opinión
Reseña hecha para la web Anika entre Libros
 Manuela quiere presentar a Mario a su padre, Alonso, y a su madrina, Isabel de Contreras, para que den su visto bueno a la boda que pretenden contraer. Sin embargo, durante la presentación nada sale como los jóvenes esperaban y Mario acaba enfrentándose al rechazo de Doña Isabel.

Isabel convence a Alonso para impedir ese matrimonio ante la certidumbre de que Mario es hijo de su fallecido esposo, Juan de Salazar, y de Ana de Rojas, la mujer de Alonso; siendo, por tanto, hermano de Manuela.
Cuando Manuela se entera decide ir con su padre en busca de Irupé, la única persona que puede contarles la verdad de lo ocurrido en el momento del nacimiento de Mario.

"El corazón en la selva" es la segunda parte "El corazón del océano", aunque calificarla como tal debe considerarse con cuidado, pues la diferencia temporal es bastante amplia, a pesar de que gran parte de la novela se basa en los recuerdos de Irupé.

Si alguien espera adentrarse en la historia esperando encontrar cómo Ana y Alonso hicieron fortuna, cómo ha sido la vida de Mencía de Calderón, Isabel de Contreras, Juan de Salazar y otros personajes de la primera aventura, nada más lejos de la realidad.

La historia comienza treinta años después de la llegada de Alonso y Ana a Asunción. Doña Isabel tratará por todos los medios de impedir el matrimonio de Manuela con Mario, lo que lleva a la autora a relatar la historia en dos espacios temporales de forma alternativa: el presente que radica en 1587 y el pasado de  1556.

En la narración correspondiente al año 1587, vemos a una Manuela sumida en la confusión y a un más que aturdido Alonso, que no puede dar crédito a lo que le cuenta Isabel. Sin embargo, la duda conmienza a aflorar ¿y si en verdad Ana le engañó con Salazar? Lo único que está claro es que Mario es hijo de Salazar, pero ¿y su madre? El dolor de Manuela ante este descubrimiento, la furia de Alonso, y las ansias de venganza de Mario recrean el momento presente, en el que el destino parece encargado de impedir que ambos jóvenes puedan estar juntos.

Cuando la narración se traslada a 1556 volvemos a encontrarnos con un sin fin de aventuras, de las que Ana, Mencía, Salazar, Irupé y Fray Juan son los auténticos protagonistas. Salazar tiene que huir de Asunción después de ser acusado del asesinato de Irala. Fray Juan le acompaña con la intención de encontrar El Dorado. Cuando Isabel descubre que no le van a acusar del delito acude a su amiga Mencía para que encuentre a su esposo. Así, Ana, Mencía e Irupé se internan en la selva en busca del capitán. Cada grupo por su lado vivirá situaciones infernales, aprenderán a convivir con los indígenas y valorar las cosas sencillas. Descubrirán que sus mayores enemigos no son precisamente los indios, sino los blancos deseosos de riquezas.

La autora nos narra una época maravillosa pero también bastante dura, en la que refleja sin tapujos las brutalidades que llegaron a ejercer los blancos sobre los indígenas.

Con una prosa ligera y fácilmente inteligible, utilizando un lenguaje en el que intercala términos y vocablos propios de la época pero de fácil comprensión gracias a las abundantes notas al pie de página, consigue mantenernos inmersos en la historia gracias a la mucha expectación.

El suspense se mantendrá a lo largo de toda la historia ¿Matará Mario a Alonso? ¿Será Ana la madre de Mario? Bueno, los que conozcamos a Ana ya sabemos la respuesta de antemano.

Lo que sí se nota en falta es una novela intermedia entre las dos ya publicadas.