lunes, 9 de junio de 2014

¿Por qué tener hijos?

Ficha técnica
Título: ¿Por qué tener hijos?

Título original: (Why have kids?, 2012) 
Autor: Jessica Valenti
Editorial: Ediciones B

Nº de páginas: 208
ISBN:  9788466653732
1ª Edición: Febrero, 2014


Sinopsis
Si tener hijos nos hace infelices, si es imposible conseguirlo todo, si la gente no dispone de las estructuras económicas, sociales o políticas necesarias para sostener la crianza de los hijos, entonces ¿por qué tenerlos?
La autora analiza los inconvenientes de tener hijos en la sociedad actual y rompe una lanzaa favor de la toma de decisiones sin presiones sociales.
Opinión
Reseña hecha para la web Anika entre Libros.


Muchos padres quieren tener hijos porque sienten la necesidad o el placer de tenerlo. Sin embargo, llegado el momento descubren que la realidad es bastante diferente a como se la habían imaginado.
Si tener hijos nos hace infelices ¿por qué hay que tenerlos?
  
Si nos fijamos solo en el título del libro podríamos pensar que se trata de un libro dedicado a aquellos futuros padres que aún no lo tienen muy claro y que están indecisos, tratando de orientarles, mediante explicaciones positivas, para tener hijos.

Si nos fijamos sólo en la contraportada podemos deducir que las orientaciones irán en sentido negativo. ¿Para qué queremos tener hijos, si con ello no vamos a ser felices?

Después de leer el libro me ha quedado una sensación agridulce y el único sentimiento de alivio es que no vivimos en Estados Unidos.

Escrito desde la experiencia de los habitantes de un país que se proclama el defensor de la libertad y de la igualdad, vemos que la sociedad americana es bastante diferente a la europea. Salvo en lo que concierne al reparto de las tareas en el hogar, que parece ser idéntico en todos los países del mundo, en el resto hay muchísima discrepancia.

Afortunadamente, aquí no educan a las mujeres haciéndolas creer que una de sus misiones en la vida es tener un hijo, ni la sociedad nos trata como si fuésemos recipientes contenedores de una sustancia más sagrada que nuestra propia existencia.

Después de leer que la mujer queda anulada como tal en el momento en que queda embarazada, donde su capacidad de decisión queda limitada por el bien del futuro bebé, llegando a ir a la cárcel si consideran que ha provocado riesgo en la vida del feto, donde el gobierno puede decidir por ti la forma en la que tienes que dar a luz, prefiero vivir en una libertad fingida como es la nuestra y no en una tan exaltada como es la americana.

Si viviera en Estados Unidos, por mucho que quisiera, seguro que también me plantearía lo de tener hijos. De momento en España, las madres no quedamos anuladas como mujeres a la hora de tener hijos y aún tenemos algo que decir sobre los nuestros, aunque con la mentalidad que tenemos de intentar americanizarlo todo, seguro que llegaremos a ello, cosa que espero no llegar a ver.
 
Desde luego es un libro que impacta lo suficiente como para plantearse muchas preguntas y comenzar a indagar por propia voluntad lo que en él se dice.