miércoles, 10 de junio de 2015

Indalo (Christiane Gohl)

Ficha técnica
Título: Indalo

Título original: Indalo, 2001
Autor: Christiane Gohl
Editorial: Ediciones B
Nº de páginas: 426
ISBN:
9788466655941
1ª Edición: Enero, 2015

 
Sinopsis de la editorial
Una atmosférica novela que recosntruye el mojácar de la reconquista. En el Mojácar de la reconquista, tres amigos de distinta religión salvan a su tierra de las armas…

Mojácar, emirato de Granada, 1489. La reconquista de la España musulmana para la corona cristiana casi ha concluido. Los Reyes Católicos exigen la capitulación sin condiciones. Sin embargo, el gobernador de Mojácar pide libertad de religión para los moros, judíos y cristianos de su ciudad, que han vivido en armonía durante la ocupación musulmana. Los reyes se avienen a ello y Mojácar queda a salvo del destierro.

Sin embargo, la paz se ve amenazada. Los Reyes Católicos se preparan para reconquistar Granada, apoyados por la Inquisición, mientras el trono del emir de Granada queda debilitado por las luchas surgidas en el harén. Entretanto, dos amigos de distinta religión –el musulmán Jalid y el judío Arón– contribuyen a evitar la guerra en Mojácar. Pero su propia historia termina cuando, en la cueva del Indalo, el dios de la lluvia decide cumplir su destino.

La leyenda en torno a Mojácar forma el telón de fondo de esta fabulosa novela histórica, llena de guerras sangrientas y convulsiones políticas, celos y un gran amor prohibido, que no deja indiferente.
 

Opinión
Reseña para la editorial Anika entre Libros.
Año 1489.

Jalid, Arón y Catalina son tres niños pertenecientes a diferentes religiones. Con el transcurrir de los años la amistad se hace más fuerte y el amor parece surgir entre dos de ellos.

Sin embargo, la Reconquista iniciada por los Reyes Católicos puede dar al traste con esta amistad tan fuerte.

Jalid se convierte en un guerrero musulmán de renombre; Arón, el judío, en un inteligente comerciante amén de extraperlistay Catalina, la católica hija del alfarero, descubre la realidad de su pasado.

Los tres protagonistas son el reflejo de Mojácar, un pueblo que decide luchar por su libertad y diversidad cultural, mientras todos los de su alrededor se rinden ante los Reyes Católicos. Sin embargo, la envidia y los celos pueden dar al traste con la posible concesión de la magnánima Isabel.

Christiane Gohl, a quien la mayoría de los lectores conocemos más por Sarah Lark, nos trae en esta ocasión una historia de nuestra tierra. Una historia ubicada en la época de la Reconquista, en un momento y en un territorio en el que aún convivían, de forma más o menos pacífica, moros, cristianos y judíos. Pero claro, esto sólo era posible en el sur de una España que entonces tenía un amplio vagaje cultural, pero que en poco tiempo acabaría perdiendo.

La historia se desarrolla, principalmente, en Mojácar, un pueblo de Almería, cuyo alcaide fue el único que no se rindió ante los Reyes Católicos cuando todo parecía perdido. Cómo se desarrolló esta parte de la historia lo podéis descubrir leyendo la novela, aunque como bien dice la autora, se ha valido de bastantes licencias y alguna que otra discrepancia para dar mayor énfasis a la intención de mostrar que una convivencia entre gentes de diversas culturas era posible, y fue posible hasta que la ceguera y obsesión de unos reyes eliminaron la posibilidad de una existencia multicultural.

En la obra no deja quedar en muy buen lugar a los cristianos. No es de extrañar. Sin embargo, es raro encontrarse con una historia contada desde el otro bando, el lado de los perdedores, de los que tuvieron que luchar palmo a palmo por conservar un lugar que les pertenecía, pues llevaban viviendo allí varios siglos.

A lo largo de la novela vamos descubriendo aspectos de la vida cotidiana de los moros, judíos y cristianos, que a pesar de sus diferencias religiosas podían respetarse. Eso sí, aquellos que no fueran moros tenían que pagar unos impuestos algo más elevados. Bueno, mejor eso que no ser quemados en la hoguera, desposeídos de todas sus posesiones u obligados a marchar a otros países en busca de asilo.

La historia comienza con la adoración al Indalo, el dios de la lluvia, un dios antiguo, que habitaba en el lugar mucho antes que las tres culturas existentes en el momento. Será el Indalo, precisamente, bajo la forma de un amuleto, quien guiará la vida de nuestros tres protagonistas.

Jalid es un moro prominente, perteneciente a la más alta familia del lugar. Está destinado a dirigir algún día el ejército de liberación contra los cristianos.

Arón, perteneciente a una importante familia judía, será el sucesor de su padre en los negocios. Más tranquilo que su amigo, intentará que su vida transcurra por derroteros alejados a la batalla, lo cual no quiere decir que sea un cobarde, pues será el que consiga solucionar los problemas en más de una ocasión.

Catalina, la humilde católica, sueña con ser una princesa árabe y visitar un harén. Sin embargo, pronto descubrirá que esa vida de lujo y esplendor del que disponen las moras de altas esferas no está unido a la libertad de la que ella goza, o de la gozan las mujeres judías. Desatendida desde su infancia, será una de las mujeres que trabajan en la casa de Arón quien le enseñará a llevar su casa, por lo que pasará bastante tiempo en compañía de este último.

Entre aventuras, batallas y desengaños, la autora nos lleva por una época apasionante y oscura, donde España perdió mucho para ganar poco. Donde vemos que las distintas oposiciones entre los propios musulmanes fueron más culpables de que hubieran perdido una guerra de destrucción y eliminación.

Traiciones, intrigas, un pasado por descubrir, lujo; todo un mundo que explorar y sensaciones que disfrutar en cada página. Rencillas, celos, el motor desencadenante de una paz que no se pudo firmar.

Una historia para disfrutar, pensar y saborear. Una historia crítica en todo el sentido de la palabra.