martes, 5 de abril de 2016

La reina en el palacio de las corrientes de aire (Stieg Larsson)

Ficha técnica
Título: La reina en el palacio de las corrientes de aire
Título original: (Luftslottet som sprängdes. Millennium 3, 2007)
Autor: Stieg Larsson
Editorial: Destino
Nº de páginas: 864
ISBN: 9788423349838
1ª Edición, Agosto 2015
Serie Millenium, 3

Sinopsis de la editorial 

Los lectores que llegaron con el corazón en un puño al final de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina quizás prefieran no seguir leyendo estas líneas y descubrir por sí mismos cómo sigue la serie y, sobre todo, qué le sucede a Lisbeth Salander.

Como ya imaginábamos, Lisbeth no está muerta, aunque no hay muchas razones para cantar victoria: con una bala en el cerebro, necesita un milagro, o el más habilidoso cirujano, para salvar la vida. Le esperan semanas de confinamiento en el mismo centro donde un paciente muy peligroso sigue acechándola: Alexander Zalachenko, Zala. Desde la cama del hospital, y pese a su gravísimo estado, Lisbeth hace esfuerzos sobrehumanos para mantenerse alerta, porque sabe que sus impresionantes habilidades informáticas van a ser, una vez más, su mejor defensa.

Entre tanto, con una Erika Berger totalmente inmersa en las luchas de poder y las estrategias comerciales del poderoso periódico Svenska Morgon-Posten, en horas bajas tras el descenso de las ventas y de los anunciantes, Mikael se siente muy solo. Quizás Lisbeth le haya apartado de su vida, pero a medida que sus investigaciones avanzan y las oscuras razones que están tras el complot contra Salander van tomando forma, Mikael sabe que no puede dejar en manos de la Justicia y del Estado la vida y la libertad de Lisbeth. Pesan sobre ella durísimas acusaciones que hacen que la policía mantenga la orden de aislamiento, así que Kalle Blomkvist tendrá que ingeniárselas para llegar hasta ella, ayudarla, incluso a su pesar, y hacerle saber que sigue allí, a su lado, para siempre.

Opinión personal
Reseña para la editorial Anika entre Libros.

Lisbeth no está muerta. Permanece en la UCI. Su vida pende de un hilo con esa bala en la cabeza. Pero a pesar de todo quiere venganza y demostrar su inocencia con respecto a los tres asesinatos de los que va a ser juzgada. 

Lisbeth tiene que hacer esfuerzos titánicos para mantenerse alerta y trata de contactar de Mikael para que le ayuda antes de que Alexander Zalachenko consiga sus propósitos. 

Mikael sabe que tiene que ayudarle, aunque también sabe el riesgo que corre al tratar de romper la orden de aislamiento que pesa sobre Lisbeth, pero si quiere que se haga justicia tendrá que ayudarla a su manera.

Con este libro se pone fin a la trilogía de Stieg Larsson y, aunque no llega a alcanzar el nivel de la primera, sí supera la segunda entrega. 

Antes de comenzar la lectura de este libro hay que tener en cuenta que es una clara continuación del anterior y que es necesario leerlo con anterioridad para no perdernos en esta historia de venganzas y enredos familiares

Al terminar el segundo libro es obvio para el lector que Lisbeth no está muerta. Algo de lo más normal, pues es una de las protagonistas principales y la que más carisma tiene. Sin Lisbeth la trilogía perdería algo más que un personaje. 

El hecho de que esté confinada en el mismo lugar donde se encuentra su padre, quien ha intentado matarla, genera la suficiente tensión y angustia en el lector para que una vez empezada la lectura sea incapaz de dejarla. 

A pesar de las enormes descripciones que caracterizan los escritos de Larsson, en algunas ocasiones demasiado farragosas, en esta ocasión consigue centrarse más en la acción y la emoción de la intriga

Sin embargo, la novela sigue contando con un gran número de personajes de nombres un tanto difíciles de pronunciar, pero a los que no es fácil confundir. También sigue manteniendo distintas tramas secundarias, aunque de menor calado porque pasan desapercibidas ante la fuerza y la tensión del tema principal. 

Larsson nos ofrece una intriga más fuerte en este último volumen de su trilogía. Ya desde el comienzo deseamos saber como terminará todo el asunto para nuestra querida Lisbeth, y es que la joven no lo tiene nada fácil. En esta ocasión prácticamente estará Mikael solo, aunque al final contará con la ayuda de su hermana. 

En definitiva, para culminar la serie nos encontramos con un libro ameno y entretenido, al que tal vez le sobren algunas páginas, pero que consigue mantener atrapado el lector para conocel el final, que es lo que desea desde el volumen anterior. Como la lectura es fácil y la tensión mucha las numerosas páginas pasarán ante nuestros ojos sin que nos demos cuenta.