jueves, 15 de marzo de 2012

El ladrón de compresas (Sergio G. Ros)

Ficha técnica

Título                  El ladrón de compresas
Autor                   Sergio G. Ros
Editorial              Autoeditado

Nº de páginas    260
Año                     2011

Sinopsis
Sofía Jimenez, una estudiante universitaria de veinte años de edad, ha sido secuestrada.

Un antiguo compañero de la chica recibe un mensaje del móvil de Sofía, se trata de una imagen borrosa que la policía científica analiza, en el que se aprecia una antigua Tabla Periódica de los elementos.
El comisario Cervantes decide poner a la agente Susana Ruiz en el caso, hasta ese momento liderado por el engreído policía José Mulero. Susana tiene, además, otro encargo del comisario: pedir ayuda a Vargas, un famoso detective, viejo amigo suyo.

Poco después, la comisaría de Pedreira recibe la visita del grupo de investigación del subinspector Garnero, un hombre ambicioso y con pocos escrúpulos, que toma inmediatamente las riendas del caso y todo el protagonismo mediático. Su grupo aporta, sin embargo, un nuevo y retorcido punto de vista al mismo. El secuestrador de Sofía lleva tiempo en el punto de de mira del equipo de Garnero. Se trata de un potencial asesino en serie, un psicópata con una retorcida particularidad, una patología denominada olfactofilia, un deseo sexual compulsivo relacionado con el olor de la transpiración, que le hace robar las compresas de las víctimas antes de matarlas.

Asqueado por el individualismo de Garnero, el comisario Cervantes permite a Susana Ruiz continuar sus investigaciones en paralelo, contando con la ayuda de Eduardo Cortés, el ayudante del detective Vargas. Eduardo es un joven ingeniero que conoció a Susana en el pasado.

La investigación se torna angustiosa cuando Eduardo descubre algo más.
A Sofía le queda poco para que le baje la regla.

Opinión
Gracias a Tatty (El universo de los libros) he podido disfrutar de la lectura de esta novela, que junto con el blog De tinta en vena organizaba una lectura conjunta de dicho libro.

La verdad es que me ha sorprendido gratamente. Si tenemos en cuenta el título creo que cualquiera esperaría una novela de humor, pícara o bien irónica; pero para mi alegría me he encontrado con una historia policíaca bastante entretenida. Menos mal que para algo están las sinopsis (aunque en algunos casos nos engañen en este no ha sido así).

La historia se narra desde dos perspectivas. Una, la que vive Sofía, quién nos cuenta en primera persona lo que le sucede, por lo que la vamos acompañando a través de todas sus angustias, sus desánimos, sus incertidumbres y sus pequeñas esperanzas. Otra a través del trabajo que realizan los policías, en especial Susana, y posteriormente Eduardo quien aspira a convertirse en detective.

El secuestro de Sofía trae en jaque a todos los policías. Hay algo que no acabande ver. El comisario Cervantes decide asignar al equipo de investigación la sagacidad de Susana, pero Mulero no la recibe de una forma cordial. A lo largo de la historia seremos testigos de la tensión que hay entre estos dos compañeros. El desarrollo de los acontecimientos obliga a que Susana y Mulero realicen investigaciones paralelas. Susana contará con la colaboración de Vargas, un detective muy cotizado y gran amigo suyo, y de Eduardo.

Es una novela que se lee rápido puesto que el estilo es ágil y claro. Tal vez le falte un poco de profundidad, pero consigue entretener que es de lo que se trata y de mantener al lector en vilo hasta el final. Tiene una gran dosis de intriga y por fin tenemos a una mujer policía al frente de la situación (no sé si habrá muchas, pero últimamente los libros que leo de este tipo suelen tener protagonistas masculinos).

Como ya se habrá deducido de lo escrito más arriba, el personaje que más me ha llamado la atención, y que más me ha gustado, ha sido Susana. Es una persona trabajadora y a la que le gusta su profesión. Creo que con su dedicación y esfuerzo intenta que la gente se olvide de su gran característica: unos pechos demasiado prominentes.

Aún así habrá que avisar a los lectores más sensibles de que tal vez puedan encontrar situaciones un poco extrañas (por utilizar un término suave) y que pueden resultar desagradables. Eso ya irá con cada uno, pero que no se diga que no quedáis avisados.


Tal vez no vendría mal pulir algún que otro pequeño detalle, pero en general creo que es un novela interesante y que contiene una trama muy original.

Conclusión: Una novela entretenida que engancha desde la primera página, y que anima al lector a intentar descubrir, junto con los protagonistas, quien es el secuestrador.

Valoración: 7/10