viernes, 2 de marzo de 2012

La dama culta (Manuel Jesús Soriano Pinzón)

Ficha técnica
Título                       La dama culta
Autor                        Manuel Jesús Soriano Pinzón
Editorial                   Abecedario
Nº de páginas          282
ISBN                         9788499780160
Año                          2011

Sinopsis

La Dama Culta es un misterio ambientado en la Huelva de la guerra civil española que te arrastrará a un laberinto de intrigas y secretos que descubrirás a cada hoja que leas.

Una apasionante aventura protagonizada por “La Dama Culta”, que comienza
en un amanecer de 1936 cuando la guerra le arrebató lo que más amaba en la vida: su marido, enviado forzosamente a luchar en una guerra de la cual él no sabía nada, solo que debía luchar si no quería morir por no ir.

Una novela que rebosa intriga, trama, amor, traición. Una conmovedora narración, abatida, angustiosa, temida, pero también repleta de vida, amor,
momentos de delicada ternura y, sobre todo, misterio y amor a los libros.
La nostalgia, el recuerdo, la separación y el encuentro te llegarán muy adentro
de tu corazón.

¡A qué esperas! Ven, entra y pasea con la Dama. Es tu momento, solo el
tuyo…

Opinión
Reseña hecha para Anika entre libros.

Tras su reciente matrimonio, Antonia y Juan se ven obligados a separarse al dar comienzo la guerra civil española. Con sus conocimientos Antonia enseñará a sus vecinas a leer y deleitará las tardes tocando el violín. Pero un buen día aparece por el patio Fernando, cabo de la guardia civil, dispuesto a amargarles la existencia. El objeto de su inquina será Antonia, pero ésta no parece dispuesta a dejarse humillar.

 La novela tiene un estilo ágil y sencillo. Se lee muy fácilmente. No se para en descripciones superfluas y complejas. Tiene muchísimo diálogo lo que dota a la novela de un gran dinamismo.

Quizá le falte un poco de fuerza narrativa en el sentido de poder conocer más el interior de los personajes, pero esto queda bien suplido si tenemos en cuenta que somos unos espectadores privilegiados, de primera mano, que estamos viendo todo lo que ocurre en el patio sin que nada nos pueda ocurrir. Porque si somos realistas cuando somos testigos de sucesos que ocurren estando nosotros presentes tampoco podemos opinar sobre lo que piensan el resto de las personas, sólo de lo que vemos. Por lo que en ese sentido la novela es como un puente que nos lleva a un lugar y a una época distintas, donde todo era distinto.
  
En cuanto a los personajes debo decir que Antonia me ha caído muy bien por su entereza y su humildad, si bien hay que reconocer que muy pocas mujeres en aquella época tenían la fortuna de poder aprender a tocar algún instrumento o simplemente leer. Sus vecinas representan mejor a la mayoría de las mujeres de ese momento: sólo vivían para sus maridos y para sus hijos, mejor no leer que podía ser peligroso.

Antonio sí que me ha llamado la atención, no creo que sea el reflejo de todos los niños de aquel entonces, aunque algunos muchachos hoy en día se comporten como él, debía ser un caso único y especial.

¿Cuántas historias no habremos escuchado de nuestros abuelos sobre guardias civiles como Fernando? Prepotente, marrullero, asesino, que utiliza su puesto para hacer lo que quiera sin que nadie pueda hacer nada. Desafortunadamente, durante la guerra civil y la posguerra este tipo de personas parece que fueron de lo más habitual y las personas sólo podían vivir en un constante estado de desasosiego.

Lo que ha hecho que la historia tenga una fuerza distinta ha sido descubrir que está basada en hechos reales.

En general me ha gustado, salvando los matices que ya he comentado.

Valoración: 4/5

Fuentes: Portada y Sinopsis de la editorial