lunes, 7 de mayo de 2012

Geórgicas (Virgilio)

Ficha técnica
Título                  Geórgicas
Autor                   Virgilio
Editorial              Cátedra

Nº de páginas   288
ISBN                   9788437629698
Año                     2012

Traductor:          Jaime Velázquez 
Colección          Letras Universales


Sinopsis


La composición de las Geórgicas se produce en el punto culminante de las capacidades artísticas de su autor, en la rara conjunción de inspiración y oficio que sólo la madurez serena es capaz de propiciar. Virgilio, instalado como paladín poético de la “revolución”, instaura el predominio de los valores de la «romanitas» sobre todo el orbe. Con el poema geórgico se propone Virgilio la recuperación del agro itálico, el renacimiento de una ética enraizada en la tierra, el retorno a las virtudes y costumbres ancestrales sobre las que se había fundamentado la añorada grandeza de la antigua Roma. Una composición de intencionalidad social y política, que reencontrándose con las esencias patrias trata de responder al mismo tiempo a las necesidades económicas de la Italia del momento. Una obra que para el experto merece la categoría de obra maestra y que para cualquiera posee el atractivo de descubrir un mundo de sensibilidad ante la naturaleza y de respeto hacia las formas de vida que ella genera y nutre.

Opinión
Reseña para Anika entre Libros.


Edición bilingüe latín-castellano del que se considera uno de los mejores cantos dedicados a la naturaleza y a la agricultura.
Las geórgicas se divide en cuatro libros y en cada uno de ellos canta a diversas labores relacionadas con el campo: la agricultura, el cultivo de la vid, la ganadería o la apicultura. En todos los cantos, Virgilio nos cuenta como deben realizarse estas labores.
En principio estamos ante un poema de gran perfección, eso según los entendidos, para ello me remito a la fase introductoria del libro.

Por otra parte estamos ante una descripción perfecta de los trabajos que se realizan en el campo. Y digo bien “perfecta” porque muchas de las tareas y recomendaciones que nos hace Virgilio aún se continúan haciendo hoy día, por lo que algo sabría al respecto.

El libro que más me ha gustado ha sido el primero, tal vez se deba a que soy descendiente de agricultores y recordaba, con su lectura, muchas de las cosas que hacían mis abuelos en relación con el barbecho, el tiempo de cada cada labor, las predicciones meteorológicas, etc. Es increíble que, a pesar del paso de los siglos, haya cosas que parecen tan insignificantes y que sin embargo se mantienen inalterables. Es una pena ver que todo esto se está perdiendo.

En el libro II nos metemos de lleno en el cuidado de los árboles, nos cuenta cuales son los mejores terrenos y termina hablando del cultivo de la vid y del olivo.

El libro III está dedicado a la ganadería. Aprenderemos a seleccionar las novillas y sementales, a cuidar de las crías y a domar.

El último libro lo dedica a la apicultura. Así sabremos elegir el lugar más adecuado para ubicar una colmena y como hay que cuidar a las abejas. Lo que más me ha chocado de este libro ha sido la utilización del término rey para referirse al que manda en el panal, cuando hoy sabemos que es la reina la que manda. Cosas de una época en la que las mujeres carecían de derechos.

Lo que no puede faltar en cada libro es la alusión a los dioses protectores correspondientes, ni los elogios a Augusto y Mecenas que son sus benefactores.

Hay dos cosas que me han gustado mucho de esta edición. La primera, la gran cantidad de pies de página dando información sobre a qué se refieren determinados versos; eso lo considero muy importante en una obra de estas características en las que por desconocimiento uno puede perder detalles importantes. La segunda, que se trata de una edición bilingüe así podemos apreciar mejor que estamos ante una poesía, cosa que una vez traducida al castellano actual pierde su encanto. En mi opinión creo que los clásicos grecolatinos deberían editarse de esta forma, pues son la fuente de la que emana casi toda la literatura y el conocimiento actual.

Por último debo decir que el libro, aunque lo recomendaría a todo el mundo, es más propio para los amantes de las lecturas clásicas. Los que vengan buscando algo como la Eneida o la Odisea será mejor que lo olviden, pues es más didáctico que de aventuras (por decirlo de alguna manera).
Fuentes: Portada y sinopsis de la página web de la editorial Cátedra

Reseña para Anika entre Libros