viernes, 1 de junio de 2012

Mientras duró tu ausencia (Enrique J. Vila Torres)

Ficha técnica


Título: Mientras duró tu ausencia
Autor: Enrique J. Vila Torres
Editorial: Temas de Hoy

Nº de páginas: 352
ISBN:  9788499980973
Año: 2012
1ª Edición: Marzo, 2012
Colección: En primera persona

Sinopsis

«Cuarenta y seis años duró mi desgracia, mi tristeza, mi recuerdo vacío de una hija perdida»

Con solo quince años, María ingresa en la casa cuna que la vio nacer, y en la que ella misma fue dada en adopción, para ocultar su embarazo y dejar a su bebé tras el parto. Su vida allí, junto a otras internas en la misma situación, marcará por completo su destino; un destino lleno de ausencia y volcado en la búsqueda incansable de esa hija a la que no llegó a conocer.

Un relato basado en un testimonio real que revela cómo era la vida en el interior de las casas cuna: lugares que encerraron entre sus muros historias de amor, amistades imposibles, sufrimientos adolescentes, dolor y tristeza. Lugares en los que se robó la esperanza de cientos de muchachas que, como María, han tardado media vida en recuperar lo que allí les fue arrebatado.

Opinión
Reseña para Anika entre libros.


María nació en la Casa Cuna Santa Isabel de Valencia. Es una niña “robada” a su madre. Sus abuelos le obligaron a abandonarla y su novio la abandonó cuando se enteró de que estaba embarazada.

Cuando María tiene quince años se queda embarazada de su novio y, a pesar de que ambos quieren tener ese hijo, los padres adoptivos de María le obligan a ir al mismo lugar donde nació para entregar a su bebé, cuando nazca, a otras personas.

María jamás olvidará a su bebé perdido y años más tarde iniciará su búsqueda.

Enrique J. Vila Torres nos ofrece en esta ocasión una novela basada en hechos reales. La mayoría de los personajes que en ella aparecen existen en la realidad. En algunos casos les ha cambiado los nombres para mantener su intimidad y en otros los ha dejado tal cual por ser de conocimiento público.

El caso de los niños robados está dando mucho que hablar y es que no hay nada más duro que a una madre, que no quiere entregar a su hijo, se lo quiten de las manos para dárselo a otra familia o que le mientan diciéndole que nació muerto o murió más tarde y mientras se lo entregaban a otros padres.

Sin embargo, sí hay algo más duro. El trato que recibieron estas madres mientras estaban “enclaustradas” esperando que sus hijos nacieran para que se los llevaran. Y es en esto en lo que se centra la mayor parte de la novela.

María es la única persona en la que se da la condición de nacida en la Casa Cuna Santa Isabel de Valencia y ser la madre de uno de los bebés entregados en ese mismo lugar. Por esa causa tiene un trato privilegiado en cuanto a las visitas de sus familiares. A pesar de ello, la vida en ese lugar de sufrimiento es vejatoria.

Sor Soledad, la superiora de la Casa Cuna, no escatima en reproches e insultos para con todas las jóvenes que residen allí. Para ella son como “prostitutas”. Sor Lucía las humilla constantemente de forma horrible, sin que nadie se de cuenta de ello. Apenas reciben alimento, sólo lo indispensable para que el bebé crezca. A las monjas sólo les importa el bebé, lo que ocurra con ellas no importa.

Sin embargo, cuando María regresa a casa con sus padres aún le quedará otra experiencia dura por vivir: el desprecio y el odio de su madre, quien siempre recordará que no ha sido capaz de tener hijos. Así decide enviarla a Francia, con unos tíos para que se olvide de su hija y de su novio.

Escribir todo el horror y el sufrimiento que padeció María, para mí, es imposible. Os recomiendo que leáis el libro, pues una cosa es lo que se ve en las noticias y lo que yo os pueda contar, y otra lo que la mano de Vila Torres nos cuenta con total maestría. Su pluma nos impregna de todo el dolor que han debido vivir las pobres chicas y seguro que aún queda algo, porque nadie, nunca, salvo que haya pasado por ello será capaz de imaginarse lo que han debido de pasar. Personalmente creo que me dejaría morir de saber que perdería a mis hijos de semejante manera y que después tal vez nunca los encontraría. Ese dolor es inhumano para una madre.

A pesar de tanto dolor como emana la novela, está escrita con un estilo ágil y muy sencillo, con lo que resulta muy fácil meterse en ella y vivirla plenamente.

Si queréis saber de primera mano lo que pasó con los niños robados no podéis perderos esta historia. Además se da la curiosa circunstancia de que Vila Torres es un niño robado y por lo tanto, y debido a que es uno de los abogados de esta causa, sabe muy bien de lo que habla.

Fuentes
Portada y sinopsis de la web de Temas de Hoy.
Reseña realizada para Anika entre Libros.