miércoles, 14 de mayo de 2014

El códice del peregrino (José Luis Corral)

Ficha técnica 

Título: El códice del peregrino
Autor: José Luis Corral
Editorial: Planeta
Nº de páginas: 336
ISBN: 9788408108986


Sinopsis
Diego y Patricia, una pareja de traficantes internacionales de obras de arte, son contratados por un millonario francés para realizar un trabajo «especial»: robar el Códice Calixtino, un manuscrito del siglo XII custodiado en la catedral de Santiago de Compostela.

El Códice es mucho más que una guía para el peregrino. En sus páginas, oculto mediante una técnica medieval, se esconde un evangelio desconocido, donde se revelan datos inquietantes sobre la historia encubierta de la familia de Jesucristo, sus asombrosas relaciones de parentesco, los conflictivos orígenes del cristianismo, el sepulcro del apóstol Santiago y el culto a sus presuntas reliquias, que propició el desarrollo del Camino.

Una trama apasionante cuajada de sorpresas, intrigas y conspiraciones en torno al descubrimiento de la genealogía de Jesús.
Opinión
La idea de esta novela surgió  a raíz del robo del "Códice Calixtino". Durante varios días la búsca del famoso e histórico códice llenaron las noticias de todos los telediarios, llegando a barajarse multitud de alternativas sobre su desaparición. Estaba claro que algún escritor aprovecharía el hecho para novelarlo. Menos mal que ha sido un español el que lo ha hecho primero, porque seguro que a alguno de estos grandes autores de bestseller americanos la idea también le estaba rondando por su mente.

El libro explica el origen de la joya más emblemática de la catedral de Santiago que, lejos de su importancia religiosa, todos debemos respetar y valorar por su gran valor dentro de la historia y el arte de nuestro país.

Los que conocemos a José Luis Corral esperábamos encontrarnos con otra gran novela, aunque lejos de su especialidad (novela histórica). Sin embargo, a las pocas páginas la historia no consigue enganchar y se nota claramente que el libro ha sido escrito y publicado aprovechando el momento del robo. 

Hay autores que se desenvuelven bien en varios registros literarios, pero no es el caso de Corral que, o bien fue presionado para terminar a una velocidad de vértigo la novela en virtud del filón que se esperaba recaudar, o bien las grandes intrigas históricas a las que nos tiene acostumbrados no fue capaz de trasladarlas a la época actual.

Es una pena, porque me esperaba otra cosa y, aunque ha conseguido entreterme, o mejor dicho pasar el rato de una forma cuando menos sin aburrime, no es de esas novelas que enganchan y me ha decepcionado. Los personajes son planos, no consiguen captar la empatía de los lectores lo que hace que la lectura sea fría.

Menos mal que las heridas de la decepción se han curado con la posterior lectura de "La prisionera de Roma" del mismo autor, en que recuperamos sus grandes dosis de conocimientos históricos y la pluma a la que nos tiene acostumbrados.