lunes, 5 de mayo de 2014

Esta semana leemos...

Comenzamos una nueva semana y también nuevas lecturas. Aunque también continuamos con otras de las que tenemos en marcha.

Esta semana leeré "Eugénie Grandet" de Honoré de Balzac, que, a pesar de ser una gran aficionada a los clásicos, debo reconocer que aún no he leído.


Como dijo Oscar Wilde, el siglo XIX es un invento de Balzac. Dentro de La comedia humana, el vasto ciclo de su novelística, Eugénie Grandet ocupa un lugar cenital. La historia del avaro Grandet y de su hija Eugénie, que vive desgarrada entre la tiranía de su padre y su amor por un joven parisino, compone el mejor retrato coral de la sociedad francesa de la época, a la vez que presenta a algunos de los personajes más perfectos de la historia de la literatura. No en vano, esta novela ha sido a lo largo de los años la más persistentemente popular de cuantas escribió su autor.





Como es un libro bastante delgadito también podré leer "Don de lenguas" de Rosa Ribas y Sabine Hoffman.



Barcelona, 1952: quedan pocas semanas para el Congreso Eucarístico, y la consigna oficial es dar una imagen impoluta de la ciudad, pues está en juego la legitimidad internacional del Régimen.
Ana Martí, novata cronista de sociedad de La Vanguardia, encontrará en el encargo de cubrir el asesinato de Mariona Sobrerroca, una conocida viuda de la burguesía, su oportunidad para escribir sobre temas serios. El caso ha sido encomendado al inspector Isidro Castro de la Brigada de Investigación Criminal, un hosco policía de doloroso pasado, que tendrá que aceptar de mala gana que Ana cubra la investigación.
Pero la joven periodista pronto descubrirá nuevas pistas que se apartan de la versión oficial de los hechos y recurre a la ayuda de su prima Beatriz Noguer, una eminente filóloga. Lo que en principio parecía una inofensiva consulta lingüística sobre unas misteriosas cartas encontradas entre los papeles de la difunta se convertirá en el inicio de una serie de revelaciones en las que están implicadas personas muy influyentes de la sociedad barcelonesa…
En medio de un ambiente hostil poblado de funcionarios y políticos corruptos, porteras entrometidas, policías violentos, prostitutas y ladrones de buen corazón, la inteligencia y el arrojo de Ana y los conocimientos lingüísticos y literarios de Beatriz serán sus únicas armas para resolver el caso.



En ambos casos, gracias a la editoria Debolsillo por enviármelos.

Por lo demás, continúo leyendo "Pan y circo" de Yeyo Balbás, que me está gustando más que el primer libro del autor; y "La leyenda del ladrón" de Juan Gómez-Jurado, el cual creo que terminaré esta semana.