lunes, 26 de mayo de 2014

Esta semana leemos...

Esta semana que termina he conseguido leer bastante. Tal vez se deba a que tenía una fuerte contractura lumbar y lo único que podía hacer era estar sentada. Descanso que aproveché para dedicarme a una de mis aficciones favoritas.

Así he conseguido terminar "La leyenda del ladrón" e iniciar "Circo máximo", que ya me tiene cautivada; que en vista de su volumen y peso creo que la voy a trasladar a ser lectura nocturna, porque no la veo yo como lectura de viaje.

También le he dado un gran tirón a "Pan y circo" de Yeyo Balbás, y esta semana cuento con terminarla.

Terminada, también, la segunda briografía de Shakespeare, que no es tanto una biografía, comenzaré "En la guarida del zorro" de Charlotte Link y "La amante secreta" de Mary Balogh. En ambos casos serán los primeros libros que leo de estas autoras.

Por lo tanto, como lecturas de salón tendré:

En la guarida del zorro de Charlotte Link

Vanessa Willard necesitaba bajarse del coche y disponer de unos minutos de calma y aire fresco. Mientras, Matthew, su marido, se aleja para dar un paseo con su perro.
Absorta en sus pensamientos no se da cuenta de que alguien está observándola. Y, antes de que pueda reaccionar, es atacada por un extraño que la obliga a entrar en una furgoneta cercana. La lleva hasta una cueva donde la intimida para que se meta en una caja. Ella obedece aterrada sin saber que su secuestrador sellará la caja con clavos y la dejará allí sola hasta que su marido pague el rescate. Sin embargo, antes de que pueda ni siquiera escribir la nota, es arrestado por otro crimen.
Vanessa es abandonada a su suerte con agua y comida para una semana, si no se asfixia antes. Ni siquiera hay pistas. Su única esperanza es el mismo hombre que la secuestró, un hombre al que le perseguirá su crimen hasta mucho después de rehacer su vida.

La amante secreta (Amantes 3) de Mary Balogh

Lady Angelina Dudley espera en una posada a que su hermano, el duque de Tresham, la recoja para escoltarla hasta Londres, donde será presentada en sociedad. Edward Ailsbury también viaja a Londres para asumir sus obligaciones como nuevo conde de Heyward, y al vislumbrar a aquella joven tan bella queda impresionado. Cuando aparece el notorio lord Windrow e intenta propasarse con ella, Edward interviene sin dudarlo.

Este será el primero de una serie de encuentros entre Angelina y Edward, pues la familia de él, empeñada en buscarle esposa, ha decidido que ella es la candidata ideal. Angelina, por su parte, cree haber encontrado en este caballero decoroso y formal el complemento perfecto a su propia naturaleza impetuosa. Pero Edward siempre había dado por sentado que se casaría con Eunice, su amiga de la infancia. Convencida de que no puede aceptar una propuesta de matrimonio impulsada solo por el deber y de que Edward está enamorado Eunice, Angelina decide intervenir para que se case con su amiga... Sin embargo, un beso robado despierta algo poderoso e insospechado, y las cosas se complicarán todavía más. De pronto aparecerá el amor donde nadie lo espera.

Como lectura de viaje tendré "Pan y circo" de Yeyo Balbás, cambiada para mi comodidad. En cuanto la termine iniciaré "Nadie lo conoce" el tercer libro de la serie Anders Knutas de Mari Jungstedt.



Cuando la joven estudiante de arqueología, Martina Flochten, es encontrada muerta, las pruebas forenses demuestran que fue asesinada según un antiguo ritual vikingo. En su tercer caso el comisario Anders Knutas sigue las pistas de una secreta que venera a los antiguos dioses nórdicos.









Y, finalmente, para las lecturas nocturnas dispondré de "Circo máximo" de Santiago Posteguillo, que me durará bastante, la cual alternaré  con los libros de Henníng Mankell hasta que terminé la saga de Kurt Ẃallander. Esta vez le toca a "La pirámide" una colección de relatos que se deberían leer con anterioridad al primer libro de la serie. Como ambos autores me gustan ¿qué terminaré antes, la serie Wallander o Circo Máximo?


Todo el mundo tiene un pasado. Wallander, como se nos explica en este libro de la serie, se remonta a veinte años atrás, cuando ni siquiera había entrado en Homicidios y era un joven agente despierto, lleno de ambiciones profesionales y con una vida privada que, ya entonces, hacía agua por todas partes. Los cinco relatos incluidos en La pirámide abarcan desde 1969 a 1989, justo antes del comienzo de la primera novela de la serie. 

En el primero de los relatos, un inexperto Wallander, con apenas veintiún años, se entromete en un aparente caso de suicidio y termina en el hospital con una cuchillada. En el segundo, es secuestrado por un exiliado sudafricano que acaba de cometer un asesinato. Y en el último tiene que rescatar a su padre de una comisaría de El Cairo, interrumpiendo una investigación doble sobre una misteriosa avioneta que se ha estrellado en la costa y sobre dos hermanas ancianas que han aparecido calcinadas y con disparos en la cabeza. Es éste un Wallander antes de Wallander: el lector de la serie encontrará aquí claves desconocidas hasta ahora del pasado del inspector, y el que no lo conozca está de enhorabuena: no podría tener mejor manera de introducirse en su mundo.