lunes, 19 de mayo de 2014

Esta semana leemos...

Después de cumplir los objetivos de la semana con bastante holgura, esta vez me propongo una previsión algo mas complicada, que por lo denso de la lectura y el número de páginas deduzco que, probablemente, alguno de los libros arrastraré para la siguiente.

Continúo todavía con la lectura de "La leyenda del ladrón" de Juan Gómez-Jurado y "Pan y circo" de Yeyo Balbás. O mucho me equivoco, o al menos uno de los libros, sino los dos, lo terminaré esta semana.

Como lecturas generales esta semana cuento con "Shakespeare" de James Shapiro y "Circo máximo" de Santiago Posteguillo.

Shakespeare de James Shapiro

Tras la muerte de Shakespeare, pasaron dos siglos hasta que alguien dudó de que el autor de la vasta obra que había dejado fuera efectivamente él. A partir de entonces, se han propuesto docenas de candidatos a la autoría de lo que se considera, unánimemente, el mejor conjunto de obras de un escritor en lengua inglesa. James Shapiro explica cuándo y por qué comenzó a ponerse en duda que Shakespeare hubiese escrito su obra (entre quienes abrigaron esta duda se encuentran autores como Sigmund Freud, Henry James, Mark Twain y Hellen Keller). Y reconstruye la fascinante historia -repleta de fraudes, engaños, falsos candidatos, claves cifradas, códigos y teorías conspirativas- de esta sospecha, fundada en una asombrosa incapacidad para comprender el poder de la imaginación. El resultado es una brillante investigación histórica y literaria que supone un punto de inflexión en la bibliografía sobre Shakespeare.

Circo máximo de Santiago Posteguillo

Nacido en la provincia Bética, junto a la actual Sevilla, Trajano logró bajo su mandato que el Imperio romano alcanzara la máxima expansión. Por ahora se sabe capaz de vencer sin problemas a dacios, partos y germanos. Además, sus legiones le guardan un profundo respeto: es uno de ellos. Sus cualidades no se limitan al terreno militar. Al llegar al poder, no dudó en juzgar y desterrar a los gobernantes que se habían enriquecido de forma ilícita en tiempos de Domiciano. Pero ¿es posible que cometiera un error al dejar con vida a los corruptos?

En los confines del Imperio, un antiguo senador trama su venganza mientras se repite una y otra vez que Roma no es para los débiles; en las cuadras del Circo Máximo, un auriga veterano se prepara para la carrera más importante de su vida; y un patricio venido a menos, desesperado por las graves acusaciones que pesan sobre su hija, busca ayuda entre los poderosos.

Todos tienen motivos para matar o morir. Y todos participarán en un capítulo de la historia de Roma que está a punto de escribirse con sangre y acero, en la arena del circo y en tierras lejanas, a través de batallas, carreras de cuadrigas, juicios, intrigas y códigos secretos.