miércoles, 25 de febrero de 2015

Destinos cautivos (Nieves Hidalgo)

Ficha técnica
Título: Destinos cautivos
Autor: Nieves Hidalgo
Editorial: Vergara

Nº de páginas: 328
ISBN:
9788415420859
1ª Edición: Octubre, 2013

 
Sinopsis de la editorial

España, 1517. Razones de carácter social, marcadamente tradicionales, obligan a Elena Zúñiga a aceptar un matrimonio pactado con el hombre al que idealizó siendo una niña. No obstante, cuando llega el momento de la boda, el tiempo ha pasado y Elena se ha forjado una cierta autonomía personal que le hace rechazar la idea de convertirse en una marioneta en manos masculinas. Así se lo hará saber, la misma noche de bodas y con serena rotundidad, a su marido.

Diego Martín y Peñafiel, conde de Bellaste, es un gentil caballero y ha accedido a prestarse a la farsa de un enlace aparente, renunciando incluso a la posesión física. Sin embargo, no tiene intención de consentir que la situación se prolongue demasiado, y se ha propuesto conquistar a su propia esposa, tan altiva como él mismo.

Sus propósitos se ven frustrados con la llegada del cardenal Francisco Jiménez de Cisneros, regente de España en ausencia de Carlos I, que trae noticias alarmantes: la reina Juana de Castilla le ha pedido su ayuda tras descubrir un complot para acabar con la vida de su hijo Fernando. El cardenal solo conoce a un hombre capaz de impedir el magnicidio.

 
Opinión
Reseña para la editorial Anika entre Libros.
 
Elena Zúñiga acaba de casarse con el conde de Bellaste, Diego Martín y Peñafiel. Es un matrimonio pactado y ella no está dispuesto a aceptarlo. La noche de bodas pone a su esposo en la puerta y le asegura que nunca le aceptará.

Sin embargo, Diego aunque aparentemente accede a lo que dispone Elena se plantea conquistar a su independiente esposa.

Pero todo se complica cuando Cisneros aparece para solicitar la ayuda de Diego en una misión altamente secreta. La petición viene nada menos que de la reina Juana de Castilla. Salvar la vida de Fernando, el hermano del rey Carlos I, y descubrir quién está detrás del complot para acabar con su vida.

 
Nieves Hidalgo nos vuelve a poner sobre el papel a Elena y Diego, personajes que ya conocemos de la novela "Amaneceres cautivos". Eso sí, esta historia podría considerarse como una precuela de la escrita con anterioridad, porque aquí descubrimos cómo fue el matrimonio de Elena y Diego, acaecido años antes de lo ocurrido en "Amaneceres cautivos".

Es fácil encariñarse con los personajes creados por la autora.

A todas nos gustaría ser un poco como Elena, una mujer valiente, decidida, orgullosa, independiente, guapa, a quien no le gustan las formas y convencionalismos de la época; en definitiva, una mujer de armas tomar. Es de las protagonistas que suelen gustar, quizá porque salen un poco del guión marcado por la época; aunque, si tenemos en cuenta la época, es quizá muy poco probable que una mujer pudiese ser así en aquella España, pero quién sabe...

Por otro lado tenemos a Diego, a quien no me importaría conocer si existiese de verdad. Una persona noble, leal, cariñoso, orgulloso, con un gran sentido del honor y del deber, guapo, nada presuntuoso. ¿Qué más se puede pedir?

La trama principal está marcada por ese tira y afloja entre Elena y Diego. Ambos se gustan, se aman, pero ninguno de ellos está dipuesto a demostrarlo. Ella, porque se ha casado obligada, a pesar de haber contraído matrimonio con su amor de la infancia; él, por mantener su imagen de conde y no demostrar que se ha casado de quien siempre estuvo enamorado.

Lo que queda claro desde el principio es que están hechos el uno para el otro, aunque su orgullo les impida verlo.

La trama secundaria es lo que garantiza la intriga y la emoción a la historia. Un personaje de las altas esferas está dispuesto a sacrificar cuantas vidas sean necesarias para acabar con la vida de Fernando y garantizar, de este modo, que el rey Carlos I no tenga ningún rival a la hora de sentarse en el trono de España. Sin embargo, y a pesar de contar con el apoyo de la Inquisición para algunos menesteres, el complot llega a oídos de Juana de Castilla y, por ende, a Cisneros quien solicitará la ayuda de Diego.

Elena pronto se olerá algo y espiará a Diego hasta que le acaba contando lo que sucede. Ahora Elena querrá formar parte del equipo para salvar la vida de Fernando.

¿Qué más veremos en la historia? Algunos detalles que realzan más el realismo histórico como los levantamientos de los campesinos por el abuso de los nobles, levantamiento en el que sin quererlo se verá envuelta Elena.

Una novela romántica con mucho de intriga y con bastante tensión entre los protagonistas.

Con un lenguaje sencillo, claro y directo; una narración impoluta y una manera de escribir que cautiva desde la primera página, "Destinos cautivos" es de esas historias que gustan leer y disfrutar.