lunes, 19 de diciembre de 2011

El hombre sonriente (Henning Mankell)

Ficha técnica
Título                    El hombre sonriente
Autor                    Henning Mankell
Editorial               Tusquets
Nº de páginas      480
Serie Wallander:  4    
         
Sinopsis
Lo último que ha visto un abogado, antes de ser asesinado, es un muñeco del tamaño de un hombre atravesado en la carretera, donde se vio obligado a detenerse en medio de la espesa niebla. Este extraño comienzo, cargado de una atmósfera de misterio tan clásica, es el punto de partida de un complicado caso de delincuencia económica en las altas esferas. Pero es también el inicio de un enfrentamiento cada vez más personal del inspector Wallander con un adinerado, sonriente y autoritario mecenas. Sintiendo a cada paso su vida amenazada, el inspector se ganará el respeto de su enemigo pero no se detendrá hasta borrar esa sonrisa de su rostro.

Opinión
El hombre sonriente es la cuarta entrega de la serie Wallander. Evidentemente recomendaría leer el libro anterior antes de leer este para poder entender los problemas por los que pasa Wallander (no voy a comentar cual es el más importante por si alguien lee la reseña antes de leer "La leona blanca").

Lo que sí está claro es que lo ha dejado marcado para siempre y que a mi parecer veremos a un Wallander cada vez más sensibilizado y más humano. Un Wallander que se cuestionará seguir ejerciendo de policía, a pesar de ser lo único que sabe hacer. Al principio de la novela lo parece tener muy claro, dejará de ser policía, pero el asesinato del abogado podrían dar al traste con todas sus decisiones. El muerto es el padre de un amigo, que le pide ayuda para aclarar lo que en principio parece un accidente de coche.  Al principio rechaza hacerse cargo del caso, pero cuando intenta presentar su dimisión descubre que su amigo también ha fallecido. Entonces decide participar en la investigación.

En este libro conoceremos Ann-Britt Höglund una nueva compañera de Wallander, que parece se va a incorporar a la comisaría con la intención de quedarse. Wallander pronto descubrirá que se siente cómodo trabajando con ella e intentará enseñarle todo lo que sabe.

De momento, este parece el libro más personal de Wallander. Quedan patentes sus dudas, sus sueños. Su insatisfacción por el avance de una sociedad que parece dejarlo atrás y en la que el aumento de la delicuencia está a la orden del día.

La única pega que le encuentro al libro es que desde el principio ya sabemos quien es el asesino. ¿Pero cómo llegará Wallander a demostrarlo?

Puntuación: 3