viernes, 30 de diciembre de 2011

El relicario (Douglas Preston & Lincoln Child)

Ficha técnica
Título                      El relicario
Autor                      Douglas Preston & Lincoln Child
Editorial                 Debols!llo
Nº de páginas        528
Serie Pendergast:  2    
         
Sinopsis
Cuando la policía encuentra dos esqueletos unidos en un abrazo en un río de Manhattan, Margo Green, conservadora del Museo de Historia Natural, es invitada a colaborar en la investigación, no solo por sus conocimientos antropológicos sino por su experiencia el año anterior cuando se enfrentó con una horrenda bestia que andaba suelta por los sótanos del museo. Los esqueletos presentan señales de violencia y unas grotescas anormalidades que apuntan a una sola cosa: el despertar de una pesadilla dormida. Al misterio de los esqueletos se suma una serie de brutales crímenes. Con la ayuda de un teniente de policía, un enigmático agente del FBI y un eminente científico, Margo indaga el origen de los asesinatos. La investigación los llevará a un pavoroso laberinto de túneles, cloacas y galerías horadado bajo Manhattan, donde se revela por fin el verdadero secreto de la Bestia del Museo.
Opinión
Este es el segundo libro de la serie Pendergast y continuación directa del anterior "The relic" o "El ídolo perdido". Los que lo han leído sabrán que el final quedaba muy abierto.

The Relic terminaba con Greg Kawaquita vendiendo como droga porciones de la planta de la que se alimentaba Mbwun. Supuestamente estaba modificada para que no produjese cambios físicos en las personas pero sí mejorase sus capacidades. El problema es que en proceso de depuración y prueba algunos de sus clientes sí que se fueron metamorfoseando por el camino y en vez de mejorar, que lo hacían, se iban convirtiendo en monstruos a los que los topos no tardaron en denominar "rugosos".

Los problemas empiezan a surgir cuando aparecen dos cadáveres. Uno de ellos el de una muchacha acaudalada.
D'Agosta no sabe por donde empezar, pero Smithback consigue introducirse en el oculto mundo de las cloacas y túneles de Manhattan. Allí Mephisto le cuenta que los rugosos, anteriormente, ya habían asesinado a muchos de los suyos. Pendergast también parece saber por donde ir, pues acompañado por D'Agosta se interna en ese mundo oculto que hay bajo Manhattan y en el que viven cientos de miles de personas.

Lo que aún no saben es a qué tendrán que enfrentarse. Pero lo descubrirán en cuanto averigüen quién es el segundo cadáver.

La novela está bien, pero se nota que ha sido escrita para terminar la anterior pues le faltan muchos puntales. Sin embargo, consigue enganchar y el descubrimiento final me ha dejado K.O. aunque algo se puede intuir.

Aunque algo más floja que su predecesora, me ha gustado, por lo que seguiré leyendo las aventuras de Pendergast y compañía.

Puntuación: 3