miércoles, 14 de enero de 2015

Hijas de la luz del norte (Christine Kabus)

Ficha técnica
Título: Hijas de la luz del norte

Título original
(Töchter des Nordlichts, 2014)
Autor: Christine Kabus
Editorial: Ediciones B
Nº de páginas: 536
ISBN: 
9788466601962
1ª Edición: Junio, 2014

 
Sinopsis de la editorial

De la autora de género Landscape más aclamada por público y crítica tras Sarah Lark, llega esta emocionante novela ambientada en Noruega, 'El corazón de los Fiordos'.

Una casa heredada en las lejanas tierras de Laponia.

Un secreto familiar habita tras las sombras del sol de medianoche.

Dos almas unidas en una historia generacional que combina amor e intriga. La nueva novela de Christine Kabus nos revela una cultura misteriosa y el anhelo por recuperar el poder del amor a través de un siglo. 

Oslo, 2011. Nora Nybol sabe que sólo podrá encontrar la felicidad si se dirige a casa de su padre, en Laponia. Si bien el encuentro con los samis y su cultura al principio le parece algo lejano y extraño, será allí donde Nora podrá descubrir la verdadera historia de sus orígenes y por qué su madre ocultó durante tanto tiempo aquel revelador secreto que ha transformado su presente.  

Finnmark, 1915. La vida nómada, libre y pacífica de la pequeña Ailu, una sami de nueve años, termina de forma abrupta cuando es enviada a un internado para que adopte las costumbres civilizadas de una señorita del norte. Ailu llegará a olvidar sus orígenes, pero la llamada de la tierra, de las raíces y de un amor prohibido no puede permanecer mucho tiempo silenciada.


Opinión

Oslo 2011. Nora convence a su madre para que se reencuentre con su familia y así poder averiguar dónde reside su padre, al que no conoce. Cuando finalmente lo localiza, se dirige a Laponia, donde conocerá a toda su familia paterna. A través de amigos y familiares irá reconstruyendo la historia de sus orígenes sami y cuál fue el motivo por el que sus padres se separaron.

Finnmark 1915. Ailu, una niña de nueve años, se ve bruscamente separada de su familia por las autoridades. Ingresada en un internado que tratará de convertirla a las costumbres noruegas, termina siendo adoptada por una familia agradable. Ailu decide ocultar su pasado y sus orígenes sami para que nadie la menosprecie, pero el pasado siempre está a la vuelta de la esquina.

Con "Hijas de la luz del Norte", Christine Kabus nos deja claro su fascinación por el mundo y la cultura nórdica. Gracias a ella vemos que tanto la mitología como las tradiciones septentrionales van mucho más allá que los conocidísmos Thor, Odín y demás dioses.

Después de leer esta novela he descubierto que mucho de lo que creemos conocer sobre Noruega no se corresponde con la realidad. No es ese país tan maravilloso e idílico que muchos creen que es, sino que también existen pequeñas etnias que luchas por que se les reconozcan sus derechos.

En este caso, la autora nos habla del pueblo sami, un pueblo que ya habitaba las latitudes más norteñas del país y que vivía de la cría de renos. Este pueblo no habitaba sólo en Noruega sino que se desperdigaba por los otros países nórdicos, no existiendo para ellas las fronteras políticas que instaurauron posteriormente estos países.

La historia de este pueblo, aunque de forma un tanto light, se cuenta en dos tiempos, que la autora va alternando mediante los distintos capítulos.

En la época actual, y a través de Nora, vemos como parte de las reivindicaciones samis han sido conseguidas, pero dentro del propio pueblo hay quien sigue pensando que lo mejor para ellos es no mezclarse con los blancos invasores y opresores. Nora, y nosotros con ella, quedará fascinada con todo lo que va aprendiendo de este pueblo, lo que la llevará a realizar una mirada interior de su propia vida y a preguntarse quién es en realidad.

En la narración de principios de siglo, la autora nos muestra la díficil vida que llevaban los sami, los crueles que llegaron a ser los invasores de su tierra, quienes intentaban eliminar su cultura y sus valores robándoles a sus hijos e intentando borrar de sus mentes infantiles los recuerdos que tuvieran en escuelas creadas al efecto. De estos niños intentaban crear trabajadores y doncellas obedientes que odiasen y sintiesen vergüenza de su anterior modo de vida. Christine Kabus nos muestra como, poco a poco, les iban quitando sus posesiones y terrenos obligándoles a ir cada vez más al norte, a cambiar de país o bien a integrarse mal que bien en una sociedad que los despreciaba.

En el medio de esta narración, también nos encontrarmos con una bonita y turbulenta historia de amor en la que las medias verdades, las diferencias culturales y las mentiras tendrán mucho más peso que la voz del corazón.

El libro es ameno; se lee rápido debido a su narración sencilla y fluida. Christine Kabus consigue engancharnos con facilidad a la trama, sin embargo, no estaría de más profundizar un poco en la historia del pueblo sami, porque aunque al final sabemos que hoy son reconocidos en Noruega como una parte importante del país, quizá falta saber como se llegó a ello. Tal vez esto implicase una novela más larga, o la creación de una trilogía, algo a lo que ya estamos acostumbrados; pero seguro que muchos lectores lo agradeceríamos, sobre todo para no quedarnos con esa sensación de que nos hemos perdido algo.