martes, 9 de octubre de 2012

Promesas que perduran (Sarah McCarty)

Ficha técnica 
Título: Promesas que perduran
Título Original: Promises Prevail, 2005
Autor: Sarah McCarty
Traducción: Ana María Sánchez Prat
Editorial: Ediciones Pàmies
 Nº de páginas: 384
ISBN:  9788415433040
1ª Edición: Junio, 2012
Colección: Phoebe
Serie: Promesas, 3


Sinopsis
Clint McKinnely lleva tiempo cortejando a todas las chicas de Cheyenne con la esperanza de encontrar a la mujer adecuada con la que casarse. No obstante, la única que realmente le atrae es Jenna Henesey, una hermosa joven que enviudó trágicamente durante un incendio.

Pero Jenna es esquiva. Se mantiene alejada y fría, como si temiera a cualquier hombre que se le acerque. Todo eso cambiará una noche, cuando Clint descubre que la mujer por la que se siente atraído se encuentra herida y, además, tiene un bebé del que cuidar. En ese momento tomará la decisión de contraer matrimonio con ella, esperando así solucionar todos sus problemas.

Pero Jenna esconde un terrible secreto, un misterio que la persigue y que amenaza su cordura, y Clint comprenderá que no importa que la salvara una vez de las llamas: ahora tendrá que salvarla de nuevo de un peligro mucho mayor y arriesgarse a perder su propio corazón en el intento.

Opinión
Reseña hecha para la web Anika entre Libros (publicada la semana del 24 al 30 de septiembre).

Clint McKinnely está buscando esposa, pero la única que le atrae es Jenna Henesey con la que prefiere mantener las distancias aunque se muere de deseo por ella.
 
Un bebé aparecerá en la vida de la muchacha, pero para poder quedarse con ella tiene que estar casada. Clint aprovecha la ocasión para ver sus deseos colmados.
 
Una vez casados Clint tendrá un arduo trabajo por delante: ganarse la confianza de Jenna y conseguir que deje de tener miedo. Pero Jenna oculta un oscuro secreto del que no quiere hacer partícipe a nadie y eso impedirá que pueda disfrutar de su nueva vida.



"Promesas que perduran" es el tercer libro de la serie Promesas, que Sarah McCarty inauguraba con “Promesas que unen” (en la web tenemos reseñada "Promesas que cautivan". En este libro nos volvemos a encontrar con viejos conocidos que han aparecido en los libros anteriores como Asa, protagonista del primer libro de la serie, Puma, protagonita de la segunda entrega, así como Clint, protagonista de la historia presente, el atractivo reverendo y las respectivas parejas de todos ellos.

A pesar de tratarse de una novela erótica, Sarah McCarty recupera en esta novela la intriga, el suspense y la tensión.
 
Clint es miembro de la familia McKinnely y, como tal, es un hombre duro, violento, que consigue lo que quiere. Antiguo pistolero, reconvertido a marshal, su sola presencia inspira temor no sólo por estas cualidades sino por el hecho de ser mestizo. En la historia actual, Clint está obsesionado por encontrar una buena esposa pero tiene un grave problema, después de salir con varias mujeres del pueblo, se ha dado cuenta que ninguna podrá reemplazar lo que siente por Jenna.
 
Jenna también es un personaje conocido de libros anteriores. Sabemos de ella que es la viuda de un maltrador y un violador. Se considera inferior a los demás, fea, gorda y sin ningún tipo de atractivo. Todo ello gracias a su perverso marido y su mezquino padre, ya que entre ambos le han inculdado la idea de que no sirve para nada, que es torpe y su misión en la vida es la de complacer lo que le digan los hombres, que son seres superiores. Jenna está tan acostumbrada a los maltratos que cuando Clint la trata con ternura solo puede desconfiar.
 
A lo largo del libro vemos la evolución de Jenna; sus miedos se irán escodiendo aunque no remitirán de todo, después de todo su pasado le ha dejado unas huellas bastantes profundas. Sin embargo, Jenna guarda en lo más profundo un gran temor que no piensa revelar a nadie, un terror que le llevará a intentar matar a alguien.
 
Como en sus anteriores libros, Sarah McCarty nos deleita con escenas altísimamente eróticas, muy bien detalladas pero que, en esta ocasión, no se hacen cansinas. También nos encontraremos con tipos duros, rudos, de los que piensan que la mujer mejor en casa, algo que no resulta tan extraño teniendo la época en la que ocurre la historia.
 
La novela consigue enganchar por el misterio que rodea a Jenna y por la tensión erótica entre Clint y Jenna, aunque el argumento en sí sea de lo más sencillo. El ritmo es el adecuado en cada situación, rápido en las ocasiones que lo requieren y muy pausado y sensual en las escenas eróticas. Todo esto hace que la lectura sea ágil y rápida.
Fuentes
Sinopsis y portada de la página web de Ediciones Pàmies.
Reseña hecha para la web Anika entre Libros.