viernes, 11 de abril de 2014

El dios de Darwin (Sabina Berman)

Ficha técnica 

Título: El dios de Darwin
Autor: Sabina Berman
Editorial: Destino
Nº de páginas: 480
ISBN:  9788423347575
1ª Edición: Enero, 2014
Serie Karen Nieto: 2


Sinopsis

Karen Nieto es distinta a la mayoría de los «mamíferos habladores». Contrató a la única persona con la que trabaja y convive porque no compartía con ella ningún idioma. Pero al mismo tiempo esta sensibilidad tan particular la ha convertido en una bióloga marina de fama mundial.

Mientras nada en medio del océano rodeada por sus queridos atunes, Karen recibe una petición de ayuda de la Interpol. Un compañero de la universidad ha desaparecido y, al parecer, ella fue la destinataria de su última llamada de socorro. Karen consigue descifrar el mensaje de su amigo y dirige sus pasos hacia el Archivo Darwin, en la abadía de Westminster, donde descubre que un texto póstumo del autor de El origen de las especies ha desencadenado una fascinante intriga. En caso de ser auténtico, ese documento revelaría los últimos asombrosos hallazgos de Darwin, y ahora la ciencia y la religión volverían a ir de la mano.

Sabina Berman recupera a la protagonista de La mujer que buceó dentro del corazón del mundo para sumergirla en un thriller original y fascinante sobre la lucha por el legado de Darwin.

Opinión
Reseña hecha para la web Anika entre Libros.

Tonio ha desaparecido a manos de un grupo religioso radical. Antes de su fin ha encontrado el llamado testamento de Darwin, un manuscrito en el que el padre de la evolución nos habla de su "Dios". 

Karen Nieto, zoologa y autista, deberá recomponer las cuatro partes en que Tonio dividió digitalmente el documento para descubrir la última palabra de Darwin. Un manuscrito que tanto musulmanes como católicos quieren hacer desaparecer.

Sabina Berman retoma, para este thriller, a la protagonista de su anterior novela "La mujer que buceó dentro del corazón del mundo". Karen Nieto ya nos había demostrado las enormes capacidades que poseía pese a ser una persona autista. En "El dios de Darwin", Karen volverá a darnos una lección de humildad y de sabiduría, demostrando que ser autista no es necesariamente un problema para poder relacionarse con la sociedad y que las personas que poseen esta deficiencia pueden destacar en múltiples facetas, no debiendo ser, por sus características, objeto de discriminación.

La historia comienza con la desaparición de Tonio a manos de unos radicales musulmanes, quienes deciden impartir la justicia de Dios por el comportamiento atroz que este mantiene. Tonio se encontraba en un país árabe como representante de la ONU para rescatar a una pobre mujer. Sin poder decir mucho más para no revelar la trama, tan solo este comienzo ya nos da pie para reflexionar sobre los radicalismos que imperan en ciertos países que al mismo tiempo prentenden demostrar que están a la par que Occidente, pero, sin embargo, no aceptan, ni permiten que personas con otras ideas u opiniones puedan vivir según su estilo de vida porque rivaliza con su forma radical de interpretar las escrituras.

El centro de este thriller no es otro que Darwin y la polémica entre la evolución y la religión. Teniendo en cuenta que la teoría de la evolución de Darwin fue todo un descubrimiento y una auténtica revolución en su época que llevó a la enemistad entre ciencia y religión, parece que este libro pretende que ambas ramas hagan las paces. Sin embargo, al ir descubriendo el testamento que Darwin dejó iremos vislumbrando, junto a nuestra protagonista, que la intención de Darwin nunca fue crear una barrera entre la ciencia y sus creencias.

Quizá lo más destacable de esta novela es el hecho de que nos encontramos ante un thriller que carece de intrigas conspiranoicas o que predicen el fin de los tiempos o grandes cataclismos. Bueno, eso de que carece de intrigas no es del todo correcto. La gran intriga presente en toda la novela es saber cómo Darwin, lease Sabina Berman, aunará por fin ciencia y religión. Lejos de códigos secretos, los imprescindibles para que Karen y sus amigos sean capaces de abrir los archivos, y manuscritos ocultos de dudosa interpretación, lo que la historia nos ofrece es una reflexión entre la diferencia existente entre la ciencia y la religión, o más bien lo que la naturaleza nos muestra y la interpretación literal de la biblia, por poner un ejemplo ¿Hay que interpretar que Dios hizo exactamente el mundo en siete días o sólo es una metáfora de los miles de años que tiene la Tierra? 

Es una novela fácil de leer ya que se estructura en capítulos muy cortos y su lenguaje es muy sencillo, tal vez buscado a propósito para llegar a un mayor número de lectores, lo que no está mal tratándose de este tipo de novelas, que a la vez que entretienen buscan una reflexión interior o un debate más extenso.