martes, 8 de abril de 2014

La última cripta (Fernando Gamboa)

Ficha técnica 

Título: La última cripta


Autor: Fernando Gamboa


Editorial: Autoedición

 Nº de páginas: 405
ISBN: 
B007ZFRG3M


1ª Edición: Mayo, 2012
Saga Ulises Vidal: 1


Sinopsis

La novela de aventuras Nº1 en España, Francia, Italia y Rusia. 
¡Descubre el Bestseller que ya suma más de 150.000 lectores en todo el mundo!

     Enterrada bajo un arrecife de la costa hondureña, el submarinista Ulises Vidal encuentra una campana de bronce del siglo XIV de origen templario, hundida allí más de un siglo antes del descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón. Espoleado por la curiosidad y el ansia de aventura, junto a un historiador medieval y una audaz arqueóloga mexicana, emprenderá la búsqueda del mítico tesoro de la Orden del Temple por España, el desierto de Mali, las profundidades del Caribe o la selva mexicana, enfrentándose a un sinfín de enigmas y peligros. Pero esa búsqueda del tesoro, sin embargo, finalmente les acabará enfrentado a un misterio mucho más trascendente de lo que ninguno de ellos esperaba. Un secreto silenciado durante siglos que podría transformar la historia del hombre, y la forma en que éste se comprende a sí mismo y al Universo.


Opinión
Reseña hecha para la web Anika entre Libros.

En una de sus incursiones marinas en las costas hondureñas, Ulises Vidal encuentra una campana de bronce, que podría ser de origen templario. Este descubrimiento le hará recorrer diversos lugares para localizar el tan deseado tesoro de los templarios.

Pero esta búsqueda estará llena de peligros y el famoso tesoro puede ser algo demasiado perturbador.


"La última cripta" es la primera parte de una trilogía cuyo protagonista es Ulises Vidal.

Ulises es un muchacho al que le gusta la libertad, saborea la vida a cada instante. No le gustan las ataduras, más bien prefiere andar a su aire y parece que nada puede asombrarle. Después de andar saltando de trabajo en trabajo, la historia comienza cuando se encuentra bajo aguas hondureñas para liberar un ancla que se había enganchado. Allí se encontrará con un objeto singular, una campana de bronce. Algo le dice que es importante e intenta ocultarla.

Cuando regresa a Barcelona se pone en contacto con el profesor Castillo, un antiguo profesor de universidad y viejo amigo de su padre. Castillo llega a una conclusión cuando menos imposible: el objeto en cuestión es una campana de bronce de origen templario pero ¿qué hacía en el fondo del mar del continente americano cuando éste no fue descubierto hasta 1492? La hipótesis del profesor es que que los templarios sí conocían la existencia de ese nuevo continente y cuando fueron denostados debieron dirigirse a América con todo su tesoro, pues éste nunca se encontró.

Ulises por el afán de aventura y Castillo por conseguir un gran prestigio académico emprenden uno la búsqueda del tesoro y el otro la búsqueda de pruebas que demuestren que América había sido descubierta antes de la llegada de Cristobal Colón.

A ellos se unirá Cassandra Brooks, una arqueóloga marina, quien decide dar un giro radical a su vida y ser consecuente con sus propias ideas.

Entre los tres irán descubriendo pequeñas pistas que deberán encajar en el inmenso puzzle que deben resolver. Para ello deberán viajar de un lugar a otro, buscando la siguiente pieza. En cada uno de los viajes vivirán situaciones arriesgadas donde peligrarán sus vidas, donde se encontrarán nuevos enigmas que resolver.

Después de leer esta fantástica historia nadie diría se trata de la primera novela Fernando Gamboa. La parte histórica está muy documentada y la intercala con el resto de la narración de forma magistral, de forma que no se hace pesada y no se limita solo a dar datos, como hacen otros autores que parecen querer demostrar todo lo saben o lo que han investigado sobre el tema, sino que nos hace partícipes de esa otra época. Gran parte de esto se debe sin duda a uno de los personajes, el profesor Castillo, quien aparentemente es uno de esos profesores a quienes les gusta enseñar, pero no enseñar a memorizar, sino a enseñar viendo la historia, sintiendo la historia.

La novela, como no puede ser de otra forma, está llena de acción y aventura. La tensión y el ritmo es frenético, haciendo imposible al lector dejar la lectura. Es de esos libros en los que quieres llegar al final, pero que al mismo tiempo deseas que no se acabe.

Si de finales hablamos, he de decir que el que aquí nos atañe es totalmente sorprendente, incluso para aquellos que hemos leído muchas historias y leyendas sobre los templarios.

A todo esto hay que añadir un estilo fluido, un vocabulario asequible y una lectura fácil y amena que atrapa desde el principio.

Seguro que todos los amantes del género de aventuras con un trasfondo histórico disfrutarán de esta primera novela de Gamboa.

Esperemos en breve poder disfrutar de las otras dos partes de la trilogía.