miércoles, 23 de abril de 2014

Pisando los talones (Henning Mankell)

Ficha técnica 

Título: Pisando los talones 
Autor: Henning Mankell 
Editorial: Tusquets
Nº de páginas: 736
ISBN:  9788483835388
1ª Edición: Junio, 2009
Saga Wallander: 7
Sinopsis

Con Pisando los talones, Mankell presenta a los lectores uno de los casos más complejos y llenos de suspense de la célebre serie policiaca protagonizada por el inspector Kurt Wallander. En efecto, casi al límite de sus fuerzas, y bajo la presión de un picajoso fiscal, el inspector tendrá que resolver los crímenes más enigmáticos a los que jamás se ha enfrentado.

La noche de San Juan, alguien, agazapado tras un matorral, contempla cómo se divierten unos jóvenes... Por esas mismas fechas, ajeno al drama que se fragua, el inspector Kurt Wallander regresa de sus vacaciones, y en agosto, ya metido en la rutina, empieza a acusar un extraño agotamiento que está a punto de costarle la vida en un accidente de tráfico. Cuando acude al médico, se lleva un buen susto al saber el diagnóstico. Para colmo, Svedberg, uno de sus colegas, no aparece a su vuelta de las vacaciones, y una madre presiona a los agentes para que busquen a su hija: hace ya más de un mes, la joven se marchó de viaje con unos amigos de manera imprevista, y todo indica que las postales que han enviado son falsas. Svedberg, que sigue sin dar señales de vida, ¿no estaba investigando esas desapariciones? Wallander no puede ni imaginar las incógnitas que le presentará este caso... ni los sangrientos crímenes que deberá resolver, «y cuanto antes», como le pide el fiscal.

Opinión
Después de hacer ayer una entrada específica para el autor Henning Mankell, hoy os traigo otra reseña de una de sus novelas.

El año pasado leí la séptima entrega de la serie Wallander. Espero poder terminarla este año, aunque sé que cuando la termine me quedará un sabor amargo por saber que no tendré más aventuras de este célebre inspector para seguir leyendo. Es por ello que, tal vez, me lo estoy tomando con más calma.

A pesar de que la sinopsis da por hecho que la desaparición de Svedberg se resolverá al final, nada más lejos de la realidad. Ya desde el principio sabemos que está muerto, en muy extrañas circunstancias. Lo que Wallander tendrá que averiguar, junto al resto de sus compañeros, es si esta muerte está relacionada con la desaparición de los jóvenes, investigación que Svedberg llevaba a cabo en sus ratos libres, o bien se debe a otras causas.

Sin embargo, ambos casos le darán varios quebraderos de cabeza a nuestro insigne policía. Esta vez el asesino parece buscar un reto, demostrar que es el mejor y que nunca podrán atraparlo a menos que él así lo quiera.

Por otro lado, la muerte de Svedberg pondrá de manifiesto lo poco que conocemos a las personas que nos rodean, pues Wallander se llevará una auténtica sorpresa al descubrir que era la persona que más admiraba el difunto policía. Está claro que el roce diario, la camaradería y la convivencia no contribuyen a conocer más a una persona, sino que esta puede vivir a nuestro lado guardando infinidad de secretos.

A medida que vamos avanzando en los libros de la saga, vemos más patente como decae la sociedad, haciéndose más profunda la herida del bienestar social que imperaba en Suecia. Los continuos recortes en la policia, que es lo que más se nos muestra en el presente caso, hacen que queden muchos casos sin resolver y que nuestros atribulados protagonistas vivan al límite de sus fuerzas para tratar de solucionar uno en el que son los más afectados.