miércoles, 30 de abril de 2014

Lo que escondían sus ojos (Nieves Herrero)

Ficha técnica 
Título: Lo que escondían sus ojos



Autor: Nieves Herrero




Editorial: La Esfera de los Libros


Nº de páginas: 672
ISBN:  9788499708898




1ª Edición: Noviembre, 2013

Sinopsis
Una noche otoñal de 1940, la alta sociedad se divierte en una brillante fiesta en el hotel Ritz de Madrid. Hace más de un año que ha terminado la guerra y aristócratas y nuevos jerarcas del régimen ansían distraerse y lucir sus mejores galas, ajenos a las penurias del resto de los españoles. Una mujer destaca por encima de todas: alta, rubia y con un vestido de su modisto y amigo Balenciaga, su belleza no tiene rival; es Sonsoles de Icaza, esposa del marqués de Llanzol. De pronto, su mirada se cruza con la del hombre del momento: el flamante nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Ramón Serrano Súñer. Ambos destacan como faros entre la multitud que les rodea y su irresistible atracción será, desde ese momento, inevitable.

En un país devastado y en un ambiente de falsa neutralidad, con la Segunda Guerra Mundial como telón de fondo, y los nazis y aliados buscando el apoyo de España y del todopoderoso «cuñadísimo» de Franco, la marquesa y Serrano Súñer vivieron una pasión clandestina. Un amor prohibido que dio su fruto con el nacimiento de una niña: Carmen Díez de Rivera, figura de enorme trascendencia treinta años después durante la Transición. Aunque su padre nunca la reconoció legalmente, el escándalo fue tal que le apartó del gobierno para siempre y ambas familias ocultaron el asunto como si nunca hubiera existido.

Lo que escondían sus ojos encierra el secreto mejor guardado por la alta sociedad española. Hoy sus protagonistas vuelven a cobrar vida de forma novelada gracias a Nieves Herrero, una escritora capaz de adentrarse como nadie en el alma y la ambición de un hombre y una mujer, y que no podía permitir que el paso del tiempo los olvidara para siempre.

Opinión
Reseña hecha para la web Anika entre Libros. 

Una noche Sonsoles de Icaza, marquesa de Llanzol, se encuentra con Ramón Serrano Súñer. Al cruzar sus miradas se da cuenta de que algo ha cambiado en su vida.
Comienza así una historia de amor clandestino, condenado a morir desde sus inicios, de cuyo fruto nació una niña, Carmen Díez de Rivera, cuyos orígenes conoce poco antes de su boda, la cual tuvo que anularse. Es precisamente Carmen quien nos cuenta esta historia.

Convalenciente y sabiendo que va a morir, Carmen Díez de Rivera, le cuenta a una periodista la historia de su madre, del amor oculto que mantuvo con el gran Serrano Súñer.

Nieves Herrero nos introduce de esta forma en una historia escabrosa, cuyos solos rumores llegaron a provocar un escándalo en la época. Por aquel entonces nadie pudo probar nada y el romance fue objeto de rumores y especulaciones, pero en la sociedad puritana e hipócrita de la época, recién salida de una guerra civil, el sólo rumor ya daba pie a ser culpable del mismo.

No sólo nos presenta una historia romántica sino que nos detalla, con bastante precisión, la turbulencia política que se vivía en España ante la posible entrada en la Segunda Guerra Mundial como aliada del Eje. De esta forma vamos viendo como Serrano Súñer va cayendo en desgracia ante Franco y como otros generales van haciéndose cargo de las tareas que él llevaba. También vemos de cerca la presión que ejercían ingleses y americanos para mantener a España alejada de la idea de combatir a favor de los nazis. Observamos que Carrero Blanco comienza ascender en el escalafón político y acaba convirtiéndose en la mano derecha de Franco.

Nieves Herrero nos ofrece a través de su ágil narrativa las negociaciones que mantuvieron Franco y Hitler en Hendaya, así como la visita de Serrano Súñer a Alemania, cargada de todo tipo de peligros, y a Italia, cuyo país parecía hacer mejores migas con España.

La autora nos cuenta al final de la novela que para escribirla se ha basado en las biografías autorizadas de Serrano Súñer y de Carmen Díez de Rivera. Si esta nota o advertencia apareciese al comienzo de la novela, tal vez la lectura se enfocase de otra manera. No quiero decir que así nos encontremos con una lectura aburrida, todo lo contrario, es muy amena y entretenida; además de utilizar una prosa ágil, fluida y muy sencilla. Sino que la veríamos como una lectura instructiva y tal vez nos detendríamos más para quedarnos con más detalles.

Gracias a Nieves Herrero vemos desfilar a la gran aristocracia de la época, incluso personajes como Celia Gámez, hacen una ligera intervención. Incluso Serrano Súñer, el cuñadísimo, nos parece agradable y simpático.

Quizá lo único negativo que pueda tener la novela es la protagonista. Sonsoles de Icaza es tan fría que llega a ser difícil empatizar con ella, a pesar de todas las penalidades que ha sufrido. No se puede decir que no sea generosa, que lo es, pero sus modales altivos le restan bastantes puntos.

Por lo demás, una muy buena novela histórica.

Gracias a la editorial La Esfera de los Libros por enviarme la novela.