miércoles, 9 de abril de 2014

El pequeño rey de Bombay (Chandrahas Choudhury)

Ficha técnica 

Título: El pequeño rey de Bombay

Título Original: (Arzee, the Dwarf, 2009)

Autor: Chandrahas Choudhury

Traducción: Francisco García Lorenzana

Editorial: Chindia

 Nº de páginas: 256
ISBN: 
9788415577461


1ª Edición: Septiembre, 2012



Sinopsis

El sueño de Arzee el enano se ha hecho realidad. Ha sido coronado como proyeccionista jefe del decrépito cine de Bombay en el que ha estado trabajando desde su adolescencia.

Arzee cree que sus peores problemas ya han quedado atrás (su doble marginalidad como enano y como medio hindú y medio musulmán, sus deudas con el gánster Deepak, la novia que lo abandonó) y que por fin podrá casarse y establecerse. Pero, como le sucede habitualmente, se equivoca de medio a medio.

Debut novelístico de un joven autor indio que nos presenta a un proyeccionista de cine enano que pugna por sobrevivir en el Bombay abigarrado y cambiante de hoy. Un pícaro entrañable que hará las delicias del lector.


Opinión
Reseña hecha para la web Anika entre Libros.

Arzee, un joven enano de Bombay, ha visto sus sueños hechos realidad. Con la inesperada jubilación de Phiroz se convertirá en proyeccionista del cine Noor. Atrás quedarán sus problemas físicos, de amor, sus deudas y afrontará la vida de otra forma. Sin embargo, cuando tenga los pies en el Noor con todos sus sueños ya montados, su vida dará un cambio radical, pero no de la forma que esperaba.

Junto con "Matar al marido" de Li Ang, "El pequeño rey de Bombay", novela con la debuta el novelista indio Chandrahas Choudhury en el mundo literario, forma parte de los primerísimos títulos con los que se inicia en el mundo editorial el nuevo sello Chindia Editorial de la ya conocida Plataforma Editorial.

Nuestro pequeño rey no es otro que Arzee, un personaje cuando menos curioso. No digo curioso por el hecho de ser enano, sino por las reflexiones interiores que mantiene y que no es capaz de manifestar ante nadie.

Para Arzee el hecho de ser enano, el único enano de su familia, es la raíz de todos sus problemas, de su marginalidad, a la que hay que añadir que además es musulmán, de sus sueños frustrados, la pérdida de su novia.

El autor nos ofrece un relato intimista en que las disquisiciones de Arzee son el culmen de la historia. En ellas veremos sus sueños e ilusiones, sus recuerdos más felices pero también la amargura que anida en su corazón, una amargura que le hace considerar al mundo como el culpable de todos sus problemas.

Pese a todo, Arzee intentará luchar contra el fatalismo que le rodea de la mejor manera que puede, aunque esa manera pueda parecerle todavía más humillante.
Choudhury nos acerca al dramático mundo de Arzee de una manera clara, sencilla y entrañable, no recae en las desdichas ni en las oscuridad de Arzee sino que nos los plantea con un ligero toque de humor, de forma de donde sólo se esconden penas podamos ver alguna pequeña chispa.

Sin darnos cuenta nos adentraremos en un canto a la esperanza, donde lo que desea la mente y lo que desea el corazón se pueden contradecir, pero al final sólo la fuerza interior y las ganas de comerse al mundo pueden conseguir que salgamos de esa especie de semioscuridad.