viernes, 25 de abril de 2014

El invitado amargo (Vicente Molina Foix y Luis Cremades)

Ficha técnica 


Título: El invitado amargo
Autor: Vicente Molina Foix y Luis Cremades
Editorial: Anagrama
Nº de páginas: 416
ISBN:  9788433997708
1ª Edición: Enero, 2014


Sinopsis

El invitado amargo empieza con el anuncio de la muerte del padre en una escena de cama de su hijo, y termina, al cabo de más de tres décadas, el mismo día del año y en la misma casa, donde la entrada de unos ladrones hace salir de una caja negra el pasado de dos amantes. En el transcurso, no siempre lineal, de ese tiempo iniciado por el encuentro de un escritor de treinta y cinco años y un joven estudiante que escribe versos, el libro se despliega como una novela de la memoria, un recuento verídico tratado con los dispositivos de la ficción. Pero también como un ensayo narrativo sobre las ilusiones y los resentimientos del amor, y como un doble autorretrato con paisaje –el de la España cambiante de los años 1980– y con figuras, una rica galería de personas reales, algunas sobradamente conocidas, tratadas como personajes o testigos de una tragicomedia de la felicidad, la infidelidad, las búsquedas personales y el anhelo de lo que pudo ser.

Luis Cremades y Vicente Molina Foix han escrito de un modo singular pero separadamente este libro sin precedentes. En la libertad mutua de rememorar por separado, en la importancia dada a lo que pusieron por escrito mientras se amaban y se traicionaban, los autores reencuentran el territorio común de la palabra para mirarse desde el presente tratando de recuperar con desnuda autenticidad, sin nostalgia, lo que esos espejos contuvieron en su día y han dejado como poso. Y lo han hecho, como ellos mismos señalan irónicamente, siguiendo el patrón del «folletín» en el sentido original del término: cada capítulo, firmado en alternancia por ambos, se escribía sin previo acuerdo y le llegaba al otro manteniendo la intriga, como en las novelas del siglo XIX. Con la diferencia de que en ese feuilleton en 64 capítulos los dos protagonistas-lectores sabían el final, pero no las sorpresas y revelaciones que su propia historia les podía deparar. En este libro, que no dejará indiferente a ningún lector, asistimos a la demostración de la probada maestría de Molina Foix y a la revelación narrativa de un poeta, largo tiempo en silencio.

Opinión
Reseña hecha para la web Anika entre Libros.

 Vicente Molina Foix y Luis Cremades nos cuentan, de forma alternativa, su historia de amor desde sus respectivos puntos de vista. Cada uno de los autores reflexiona sobre sus sentimientos, las infidelidades o la traición, así como lo que esperaban del otro, en una relación iniciada a través del amor a las letras.

Lo llamativo de esta novela no es conocer desde el principio cuál es el final de la historia, pues es bien sabido que Molina Foix y Cremades no mantienen relación, por lo menos amorosa, en la actualidad; y para aquellos que no lo sepan o que desconozcan de qué trata el tema, el propio argumento de la editorial en la contraportada nos ponen sobre aviso.

Lo llamativo no está tampoco en encontrarnos ante una novela que hable sobre las relaciones homosexuales de forma tan clara y sencilla, ni buscando una defensa sobre este tipo de relaciones. Afortunadamente, parece que cada vez es más fácil hablar abiertamente sobre estos temas y que ellos puedan demostrar en público sus sentimientos.

Lo llamativo, lo realmente fascinante y maravilloso, es su prosa, la forma en la que está narrado. Es un libro que sorprende, cuya lectura resulta gratificante, que te sumerge en sus páginas y en la profundidad de las reflexiones y de los recuerdos de ambos autores. Como quien no lo quiere, acabamos leyendo una página y otra, sin darte cuenta, sin darte cuenta del calado que va quedando.

Los dos escritores nos muestran sus recuerdos de una historia, ya de por sí complicada, pero también de otros momentos, otras situaciones y otras relaciones, buenas o malas, con diversos escritores e intelectuales como pueden ser ser Vicente Aleixandre, Umbral, Javier Marías y otros autores de reconocido prestigio.

Ambos nos muestran también los inicios de Cremades en el mundo literario, sus momentos de euforia y de desánimo, pues aún tenía que abrirse camino en ese mundillo, todo lo contrario que Molina Foix que ya era un autor consagrado.

De sus respectivas plumas nos vamos introduciendo en su pasado más íntimo, aquel en el que ven las ofensas imaginadas, los desengaños, las infidelidades mutuas, los equívocos, las peleas propias de todas las parejas. Una incompatibilidad de caracteres que acabará dando lugar a la ruptura sentimental, ruptura que el lector puede intuir de antemano por lo que va intuyendo tras cada línea escrita.

"El invitado amargo" es una novela escrita en paralelo, de forma que los autores nos narran desde su punto de vista sus recuerdos del momento concreto. Los capítulos se alternan entre ambos autores. Sin embargo, no es una novela lineal, sino que aunque mayoritariamente va desde el comienzo de la relación hasta más allá de la ruptura de la misma, también da saltos en el tiempo. De esta forma podemos llegar a intuir lo que lleva a nuestros protagonistas a actuar de determinada manera, pues algunas de las decisiones que se toman pueden provenir de un pasado que de otra forma no podríamos conocer.

Esta forma de escribir novela también puede considerarse novedosa, pues ninguno de los autores sabía lo que escribía el otro hasta que recibía el capítulo en cuestión para seguir con la misma, por lo que ambos escribían con la incertidumbre del contenido global de la obra.

Tal vez no sea una historia al alcance de muchos, pero los amantes de la buena literatura, de las buenas sensaciones seguro que encontrarán entre sus páginas algo más que una historia de amor gay, seguro que acertarán a vislumbrar todas las referencias culturales, las reflexiones sobre el arte de la escritura y el mundo de las letras en general.