lunes, 21 de julio de 2014

Don de lenguas (Rosa Ribas & Sabine Hofmann)

Ficha técnica
Título: Don de lenguas

Autor: Rosa Ribas & Sabine Hofmann
Editorial: Debolsillo
Nº de páginas: 408
ISBN:  9788490328033
1ª Edición: Abril, 2014

Serie Ana Martí: 1

Sinopsis
La trama de Don de lenguas se desarrolla en la Barcelona de 1952. 
Quedan pocas semanas para el Congreso Eucarístico, y la consigna oficial es dar una imagen impoluta de la ciudad, pues está en juego la legitimidad internacional del Régimen. Ana Martí, novata cronista de sociedad de La Vanguardia, encontrará en el encargo de cubrir el asesinato de Mariona Sobrerroca, una conocida viuda de la burguesía, su oportunidad para escribir sobre temas serios. 

El caso ha sido encomendado al inspector Isidro Castro de la Brigada de Investigación Criminal, un hosco policía de doloroso pasado, que tendrá que aceptar de mala gana que Ana cubra la investigación. Pero la joven periodista descubrirá nuevas pistas que se apartan de la versión oficial de los hechos y recurre a la ayuda de su prima Beatriz Noguer, una eminente filóloga. Lo que en principio parecía una inofensiva consulta lingüística sobre unas misteriosas cartas encontradas entre los papeles de la difunta se convertirá en el inicio de una serie de revelaciones en las que están implicadas personas muy influyentes de la sociedad barcelonesa… 

En medio de un ambiente hostil poblado de funcionarios y políticos corruptos, porteras entrometidas, policías violentos, prostitutas y ladrones de buen corazón, la inteligencia y el arrojo de Ana y los conocimientos lingüísticos y literarios de Beatriz serán sus únicas armas para resolver el caso.

Opinión

Reseña hecha para la web Anika entre Libros

 

El asesinato de Mariona Sobrerroca a pocas semanas de que se celebre el Congreso Eucarístico pone nerviosos a los dirigentes de los servicios de seguridad, por lo que deciden encomendar la resolución del caso a su mejor inspector, Isidro Castro. Además exigirán la participación de uno de los periódicos más críticos con el sistema, "La Vanguardia", para demostrar la legalidad de sus actuaciones.

Ana Martí es la encargada de realizar el reportaje, pero pronto descubre que la versión oficial se aleja bastante de las pistas que ella posee, por lo que acude junto a Beatriz Noguer para que le ayude a solucionar el caso.

No es la primera vez que Rosa Ribas nos deleita con una buena novela policíaca. Ya disfrutamos con anterioridad la trilogía protagonizada por Cornelia Weber-Tejedor.

En esta ocasión, acompañada de Sabine Hofmann, nos ofrece una visión bastante realista de la Barcelona de los años 50, teniendo como marco un asesinato de uno de los miembros de la alta sociedad barcelonesa.

A  través de los ojos de Ana Martí, una joven periodista perteneciente a una familia en el punto de mira de los franquistas, vemos los métodos brutales que emplea la policía en los interrogatorios con testigos o personas cercanas a la mujer asesinada. Vemos, también, el alto grado de corrupción que existía en las altas esferas, tanto políticas como de la sociedad, así como el nivel de hipocresía en que tan hábilmente se movían todas las personas pertenecientes a ese mundo, tan ajeno a los verdaderos problemas que subyugaban a la gente de a pie.

Ana Martí lo tiene bastante complicado, no sólo por el hecho de pertenecer a una familia de las consideradas problemáticas, sino también por ser mujer. En principio, sus funciones en el periódico se limitan a hacer crónicas de sociedad, hasta el momento en que su jefe le encarga hacer el reportaje sobre el asesinato, al encontrarse la persona más indicada para el puesto indispuesta. Ana hará todo lo posible por hacer un trabajo impecable, pero para ello tendrá que tragarse el orgullo y la humillación a la que le someten los policías por su condición de mujer y por ser periodista de "La Vanguardia" un periódico bastante crítico con el régimen.

Las autoras nos ofrecen una novela políciaca no muy al uso, pues, aunque contiene grandes dosis de intriga, que se irán acentuando al acercarnos al final, el ritmo de la novela carece del frenesí y la acción propias de este tipo de género. Es una novela pausada, meditada, que al mismo tiempo que es crítica con la época del momento, y nos va sumergiendo en la investigación con pequeños detalles, nos va alimentando la mente con pequeñas aportaciones referentes a la lingüística, de ahí el nombre de la novela "Don de lenguas". Estos conocimientos sobre la materia nos los aporta Beatriz Noguer, una profesora apartada de sus funciones por el régimen franquista por su ideología política. A lo largo de la novela, Beatriz nos va recitando fragmentos de grandes obras españolas como "El Quijote", incluso los "Poemas" de Bécquer tienen que ver en la resolución del caso.

Como las autoras, son dos la protagonistas de la historia, cada una de ellas con su forma de ver la vida. Ana Martí con ganas de enfrentarse a ella y de mostrar de lo que es capaz, sin pensar en las consecuencias de sus actos. Beatriz Noguer, más pesimista, tal vez más realista, con una sensación de fracaso permanente y que parece condenada a un ostracismo injusto.

El final es bastante sorprendente, aunque teniendo en cuenta lo que vamos averiguando en nuestra pequeña investigación particular puede que no tan inesperado. Eso sí, ha dejado alguna que otra puerta abierta a un posible regreso de, por lo menos, Ana Martí que, en lo que a mí respecta, ya tiene una seguidora, de ser el caso.