viernes, 18 de julio de 2014

En la guarida del zorro (Charlotte Link)

Ficha técnica
Título: En la guarida del zorro

Título Original:
(Im Tal des Fuchses, 2012)
Autor: Charlotte Link
Editorial: Debolsillo
Nº de páginas: 508
ISBN:  9788490329665
1ª Edición: Mayo 2014

 

Sinopsis

¿Qué ocurre cuando tu secuestrador desaparece y nadie sabe dónde estás?

Vanessa Willard necesitaba bajarse del coche y disponer de unos minutos de calma y aire fresco. Mientras, Matthew, su marido, se aleja para dar un paseo con su perro.

Absorta en sus pensamientos no se da cuenta de que alguien está observándola. Y, antes de que pueda reaccionar, es atacada por un extraño que la obliga a entrar en una furgoneta cercana. La lleva hasta una cueva donde la intimida para que se meta en una caja. Ella obedece aterrada sin saber que su secuestrador sellará la caja con clavos y la dejará allí sola hasta que su marido pague el rescate. Sin embargo, antes de que pueda ni siquiera escribir la nota, es arrestado por otro crimen.

Vanessa es abandonada a su suerte con agua y comida para una semana, si no se asfixia antes. Ni siquiera hay pistas. Su única esperanza es el mismo hombre que la secuestró, un hombre al que le perseguirá su crimen hasta mucho después de rehacer su vida.


Opinión

Reseña hecha para la web Anika entre Libros

 

Ryan ha salido de la cárcel e intenta no pensar en lo que sucedió hace años. Pero en su vida empiezan a suceder cosas y la gente más cercana a él comienza a sufrir ataques. Sólo puede ser Vanessa Willard, la mujer a la que secuestró antes de entrar en la cárcel, y a la que dejó atrapada en una caja. ¿Habrá conseguido liberarse y es el comienzo de su venganza? 

Matthew aún no sabe lo que pudo haberle ocurrido a su mujer. Simplemente un día desapareció. Cuando conoce a Jenna, esta intenta ayudarle a sobrellevar ese pasado, que sólo parece tener fin si encuentran el cuerpo de Vanessa.

La gran reina del suspense psicológico vuelve a deleitarnos con una historia brutal, donde los protagonistas acaban atrapando al lector en su interior oscuro, una oscuridad que habita en todos los seres humanos y que en situaciones extremas acaba saliendo a flote, provocando que aquellos a quienes parecíamos conocer se nos presenten como auténticos desconocidos.

Aunque se puede decir que hay varios indicios que nos anuncian parte del final, la historia está magníficamente escrita, llegando a desesperarse el lector ante el deseo de llegar al final y averiguar en qué terminarán las diversas historias que nos cuenta. Porque no es una historia simple la que la autora nos plantea, sino tres historias paralelas relacionadas entre sí, siendo el final el gran culmen de toda la trama.

Cada una de estas historias tiene como protagonistas a personajes muy reales, lo que le da un gran punto de veracidad a la narracción. Son muchas las novelas de este género que nos muestran asesinos sin escrúpulos o ladrones desquiciados. Sin embargo, Charlotte Link nos muestra las dos caras de una misma moneda, provocando que empaticemos con un secuestrador o que, sin llegar a aceptar los hechos, podamos comprender a un asesino. La vida a veces no es tan maravillosa como se nos hace creer, y las personas intentan salir a flote de la mejor forma posible, aunque a veces ésta no se corresponda con la forma ideal de enfrentarse a los problemas.

Ryan es un tipo que intenta vivir día a día. La vida se le ha complicado por culpa de unas deudas, lo que le lleva a actuar de una forma un tanto desesperada. Sólo hay una forma de solucionar su problema: secuestrar a una persona que pueda tener el dinero que él necesita. Entonces, Vanessa se cruza en su camino.

Matthew vive aferrado a su pasado, tal vez no por el amor que le profesaba a su mujer, con quien últimamente discutía con bastante asiduidad, sino por los momentos que rodearon su desaparición.

Jenna acaba de terminar una relación tormentosa, de práctica dependencia. Sin saber todavía lo que quiere, conoce a Matthew, un hombre que tiene una vida demasiado complicada.

A ellos se le suman otros personajes cuyas vidas parecen plenas, que con unos matices tristes les obligan a mostrar una faceta de los mismos que no es la real.

La narracción no se basa en un ritmo trepidante, sino que es pausado, propio para ir recibiendo las grandes dosis de intriga que impregnan cada página, lo que provoca un gran desasosiego en el lector.

Una historia magnífica que nos ayudará a reflexionar sobre la culpa, los miedos y remordimientos.