viernes, 4 de septiembre de 2015

La lengua de los secretos (Martín Abrisketa)

Ficha técnica
Título: La lengua de los secretos

Autor: Martín Abrisketa
Editorial: Roca Editorial
Nº de páginas: 523
ISBN:
9788499189154
1ª Edición: Marzo, 2015
 

Sinopsis de la editorial


Martintxo nació en un queso: su Arrigorriaga natal estaba perforada por las minas que llevaron a tanta gente a trabajar a una tierra donde sus habitantes aún cuidaban vacas y hablaban «la lengua de los secretos». Siendo aún niño, ve también cómo la guerra perfora su pueblo con las bombas de los pilotos alemanes. Tras separarse de sus padres, debe ponerse al frente de sus tres hermanos y huir de la devastación; primero a Santander y más adelante a un pueblecito de los Alpes franceses, ya como «niños de guerra».

La lengua de los secretos es una novela conmovedora y a la vez mágica, capaz de envolvernos en la sensibilidad de un niño travieso y muy valiente, que se ve obligado a proteger a sus hermanos y a luchar contra la barbarie de la guerra con la imaginación y los sueños como única arma.
 
Opinión
Reseña para la editorial Anika entre Libros.

Martintxo tenía una vida normal como la de cualquier niño, hasta que estalla la guerra civil. De pronto debe empezar a tomar decisiones y una de ellas es proteger a sus hermanos y tratar de huir de la guerra. Con dificultad se dirigen a Santander y posteriormente a Francia.

Ahora son niños de la guerra, que sueñan con volver a su tierra, algún día; pero antes sucederán muchos acontencimientos que perdurarán para siempre en sus mentes.

"La lengua de los secretos" es una historia dura y tierna a la vez. Dura porque a través de su historia, la historia de su padre, Abrisketa nos muestra con gran lujo de detalles el inicio, el durante y el después de la gran contienda española: la guerra civil. Así viviremos de primera mano el sitio de Bilbao, los terribles bombardeos, la huida de menores hacia los países de acogida.

Toda esta historia, tan horripilante, nos la cuenta desde varias perspectivas, ya que la narración se realiza en tres personas, que al mismo tiempo son una: Martín, en su faceta de padre, de hijo y de narrador. Este Martín no es otro, como ya dije, que el padre del autor, a quien pretende hacerle una especie de homenaje y reconocimiento a través de la presente novela.

La parte más tierna es la que procede de la visión de la guerra por parte de un Martín niño; como nos muestra el hambre, la muerte que hay a su alrededor, el dolor y el sufrimiento así como la violencia que no lleva a ninguna parte, pero que le está dejando una profunda huella.

Sin lugar a dudas, este Martín travieso, que de la noche a la mañana se ve obligado a proteger a sus hermanos, atrapará a cualquier lector, no ya por sus pequeñas travesuras, propias de todo niño, sino por la ingenuidad y candidez con la que ve todo lo que sucede, por la lógica con la que es capaz de responder a la barbarie y por su pequeño sentido del humor. Así nos muestra que ante cualquier circunstancia, el humor, la esperanza y la imaginación es algo que no se puede perder, por lo menos si queremos mantenernos cuerdos.

Martín Abrisketa nos escribe con el corazón, con mucha sensibilidad, por lo que resulta difícil mantenerse indiferente ante la lectura de la novela. El lenguaje que utiliza, mayormente infantil, es un lenguaje sincero y directo que toca las fibras más sensibles de nuestro ser. Tal vez porque, precisamente, el autor nos muestra la guerra civil desde un punto de vista diferente.

Es una historia pausada, hecha para pensar y reflexionar, creada para el recuerdo, para que nadie olvide aquello que pasó, pero sin rencor, sino narrando lo que sucedía. Con su lenguaje y su prosa, es fácil ponernos en la piel de Martín y vivir y sentir por lo que el pasó.

La novela se completa con una serie de cartas que el propio autor le dirige a su padre y que se van alternando con los capítulos.

Eso sí, si queréis averiguar cuál es "La lengua de los secretos" os invito a leer la novela, seguro que no os defraudará.