martes, 10 de enero de 2012

Expiación (Ian McEwan)

Ficha técnica
Título                      Expiación
Autor                      Ian McEwan
Editorial                 RBA Coleccionables / Anagrama
Colección               Biblioteca Anagrama
Nº de páginas        442
         
Sinopsis
En la casa de campo de la familia Tallis, la madre se ha encerrado en su habitación con migraña, y el señor Tallis está en Londres. Briony, la hija menor, de trece años, ha escrito una obra de teatro para su hermano Leon, que hoy vuelve de la universidad. Cecilia, la mayor de los Tallis, también ha regresado de Cambridge, donde no ha obtenido las altas notas que esperaba. Quien sí lo ha hecho es Robbie, el brillante hijo de la criada de los Tallis. Es el día más caluroso del verano de 1935, y las vidas de los habitantes de la mansión parecen deslizarse con apacible elegancia. Pero resuenan unas sutiles notas disonantes: hay una curiosa tensión entre Cecilia y Robbie; la hermana de la señora Tallis ha enviado a su hija Lola, una nínfula quinceañera y seductora, a casa de sus tíos; y la imaginativa Briony ve a Cecilia que sale empapada de una fuente, vestida solamente con su ropa interior, mientras Robbie la mira...
Un libro prodigioso, que va abriéndose como un juego de cajas chinas y que contiene muchas novelas: una romántica historia de amor imposible, una durísima narración de guerra y la novela que dentro de la novela escribe uno de los personajes. McEwan ha escrito su obra maestra. 

Opinión
Comienzo el año de lecturas con esta novela y ha sido todo un descubrimiento. Es un libro maravilloso y bastante duro, pero muestra la sensibilidad y la crueldad de los seres humanos con mucho realismo.

El libro consta de cuatro partes, bastante diferentes desde mi punto de vista.

La primera parte puede resultar la más insulsa, porque a priori parece que no pasa nada, pero es el preludio a la historia en sí. Nos muestra el por qué de toda la situación y nos pone en antecedentes.
En esta parte la protagonista indiscutible es Briony, una muchacha que se está conviertiendo en adulta, que además sueña con ser escritora y que magnifica todo aquello que ve con el consiguiente desastre para algunas personas.
Tenemos a Cecilia, la hermana mayor de Briony, que no es capaz de encontrarse en esa enorme casa de campo y en una familia en la que parece que todo el mundo va a su aire. Está pensando en abandonarlo todo.
Está Robbie, el hijo de la asistenta, que gracias al padre de la familia va a poder cursar medicina y que acaba descubriendo que está enamorado de Cecilia.
Aparecen unos primos del norte que darán al traste con la tranquilidad aburrida de esta familia.
Regresa el hermano mayor con un amigo para pasar unos días.
En este ambiente se producirá un suceso que hará cambiar la vida de todos los habitantes de la casa, un suceso magnificado por la terquedad o los celos de Briony.

En la segunda parte estamos en Francia, durante la Segunda Guerra Mundial, donde las tropas inglesas se están retirando de la batalla. Parece que los franceses los han dejado solos y han decidio regresar a su país. Robbie está entre los soldados que huyen y es quien nos narra esta parte de la historia. Muestra el horror que se va encontrando por el camino con una viveza sin igual. Nos enseña como la guerra destruye por igual a soldados, mujeres, niños, granjas... Es una visión espeluznante, a la que consigue sobrevivir a base de recuerdos y del amor que siente por Cecilia, aunque habrá momentos en los que este amor se debilite. Sus ansias por regresar a un país que le ha hecho penar para estar con Cecilia harán que se sobreponga a sus heridas y al inmenso dolor que habita en su alma.

En la tercera parte vuelve a ser Briony la protagonista. Aquí nos enteraremos de los retazos que nos faltaban de la primera parte de la historia, de los remordimientos que la acompañan ahora que lo ve todo con ojos de adulto y de la expiación que está llevando a cabo para acallar esos remordimientos. Ha decidido estudiar enfermería y está realizando las prácticas en uno de los hospitales de Londres. Al principio sus tareas son monótonas, pero todo empezará a cambiar cuando empiezan a llegar las víctimas de la guerra. La magnitud de las heridas, el dolor que sufren los soldados, la muerte que ronda el hospital día a día, el tener que estar 24 horas trabajando empezarán a curtir el alma de Briony.

En la última parte Briony ya es anciana y regresa a casa para celebrar el cumpleaños con toda su familia. Parece tranquila pero hay algo que le queda pendiente por hacer. El final de la novela es de lo más emotivo que he leído desde hace tiempo.

En conclusión: Es una novela de amor, dura pero sensible, llena de matices y con una viveza apabullante. Merece la pena leerla y desde luego leeré más obras de este autor.

Puntuación: 5

La imagen está escaneada por mí y la sinopsis está sacada de la editorial Anagrama.

Os dejo un trailer de la película basada en el libro: