jueves, 19 de enero de 2012

La calavera de cristal (Manda Scott)

Ficha técnica
Título                      La calavera de cristal
Título Original        The Crystal Skull
Autor                      Manda Scott
Editorial                  Plaza & Janes
Nº de páginas        416
ISBN                      978-84-01-33704-8
Año                        2009
Encuadernación    Tapa dura
Traducción            Yannick García Porres

Sinopsis
21-12-2012: La fecha ya está fjada y el tiempo corre en contra… El fin del mundo empieza ahora. Los antiguos mayas predijeron el fin del mundo con una precisión implacable, pero también proporcionaron la clave para evitar el Apocalipsis: un zafiro de incomparable belleza tallado en forma de calavera humana. 
La joven Stella, doctora en Física en Cambridge y espeleóloga, deberá descifrar un poema para comprender la historia y el sentido de esta maravillosa y peligrosa calavera tallada, cuya extraña energía empieza a sentir sobre sí misma. Sin embargo, alguien le sigue la pista...

Un trepidante thriller de aventuras e intriga con una historia en el presente y otra en el siglo XVI, entrelazadas en torno a la profecía maya del fn del mundo. 

Opinión
Como ya sabéis este año, concretamente el 21 de diciembre, es el fin del mundo o de una nueva era según los Mayas (tengo pendiente de leer un libro sobre los mayas por lo que ya veré que hay de verdad o mentira en esto) y esto ha dado y está dando para crear muchas novelas que versan sobre el tema, unas mejores que otras y unas más entretenidas que otras.

Esta es una de esas novelas. Hacía tiempo que la tenía por casa y al volver a leer la sinopsis me dije que este era el año apropiado para su lectura (más tarde ya no tendrá gracia).

La novela relata dos historias, ambientadas en épocas diferentes, pero muy relacionadas entre sí. Estas historias se cuentan en capítulos alternos.

Una de estas historias ocurre en el siglo XVI, donde Cedrid Owen (quien acaba de recibir la calavera de cristal) tras pasar por diferentes sitios, entre ellos la corte de Francia (donde conoce a Nostradamus, quien le revela algo sobre la calavera), recala en el Nuevo Mundo. Allí llega en compañía de Fernando, quien será su más fiel amigo. Con el tiempo entrará en contacto con los Mayas quien le explicarán cual es su misión respecto a la calavera, pero también le cuentan el tiempo del que dispondrá. Treinta años más tarde regresa a Inglaterra para terminar de cumplir su misión.

Año 2007. Stella y Kit acaban de casarse y Kit para celebrarlo le propone bajar a una cueva. Allí encontrarán la calavera de cristal de Cedric Owen pero también descubrirán que alguien los sigue para apoderarse de la calavera y acabar con ellos. Kit no sale ileso de la cueva y la mayoría de la gente aconseja a Stella que se deshaga de la calavera, pero hay algo que las une. Ella es la persona que la calavera estaba esperando. En una carrera contra el tiempo tendrán que descifrar los escritos de Owen para tratar de evitar el fin del mundo que ocurrirá en el 2012, pero no todos son aliados.

La historia es entretenida, pero olvidable. El final es previsible, pero es normal todos esperamos que consigan evitar que no se produzca el fin del mundo ¿alguien pensaría que iban a fracasar? Sin embargo, en el final hay algo que sorprende y hasta aquí puedo decir.

Este tipo de thrillers ambientados en dos épocas son de los que más me gustan, porque a medida que vas avanzado en la época actual, te vas enterando de lo que ha ocurrido en el pasado para que el presente sea así. Quizá porque soy una gran forofa de la novela histórica, al final aunque me gustan las dos historias, siempre me acabo inclinando por la más histórica.

El estilo de la narración es sencillo pero lento, quizá le falta algo de fuerza o de dinamismo. El problema es que no he llegado a conectar con los personajes, aunque sí con la historia.

Lo mejor del libro es el apéndice final donde Manda Scott nos cuenta de donde ha sacado toda la información para escribir la novela y aquí he descubierto que la leyenda de la calavera de cristal (de las 13 calaveras de cristal) existe. La bibliografía que nos propone también está muy bien, el problema está en que todos los libros están en inglés.

Conclusión: La novela es entretenida, pero tampoco esperéis más de ella. Se lee muy rápido, cosa que es de agradecer. En un fin de semana de lluvia se puede ventilar y eso está bien porque enseguida pasará al olvido.

Puntuación: 3

Fuentes: Portada Casa del Libro, Sinopsis Lecturalia