miércoles, 12 de marzo de 2014

El ladrón (Fuminori Nakamura)

Ficha técnica 
Título: El ladrón
Título Original: (Suri, 2009)
Autor: Fuminori Nakamura
Traducción: Raquel Muñoz Caridad
Editorial: Quaterni
 Nº de páginas: 224
ISBN: 
9788494030185
Año: 2013
1ª Edición: Enero, 2013
Premio Kenzaburo Oé 2009

Sinopsis

Un carterista japonés a merced del destino.

¿Crees en el destino?… El ladrón es un carterista experto. Sus víctimas solo son para él extraños, rostros sin nombre a los que robar. No tiene familia, ni amigos, ni relaciones…. Pero tiene un pasado, un pasado del que se vio obligado a huir tras realizar un trabajo aparentemente fácil: atracar a un viejo rico para robar el contenido de su caja fuerte, nadie tenía que salir herido.

A su regreso a Tokio, el ladrón se verá de nuevo atrapado por los acontecimientos en una intriga de la que ni siquiera él podrá escapar.

Un impactante relato, obra maestra del ganador del premio Akutagawa de 2005, que ahonda, con detalle y apabullante tensión, en el placer del mal.


Opinión
Reseña hecha para la web Anika entre Libros.


El ladrón es un experto carterista que se gana la vida robando. No tiene familia, ni amigos... Su profesión se lo prohíbe. Pero tiene un pasado. Un pasado del que ha huido pero que ha vuelto para cobrarse lo que le debía. Alguien, ya muerto, le advirtió que nunca podría huir.
 
Nos encontramos ante la novela ganadora del Premio Kenzaburo Oé en el 2009. Tal vez esto no diga mucho en una época en la que mayoría de los premios literarios están relacionados con el marketing, los escritores de la casa y los bestseller. Pero si nos atenemos al hecho de que es uno de los premios más prestigiosos de Japón, tal vez podamos vislumbrar una idea diferente de lo que son ciertos premios.

El protagonista de nuestra historia no tiene nombre, lo que ayuda a que podamos imaginarnos a uno de tantos carteristas que pululan por ahí. En principio podría parecer que es una persona sin sentimientos, un personaje solitario que vive robando y que no piensa dejarlo, pero al avanzar en la lectura descubrimos que nuestro amigo está lleno de incógnitas, que tiene sentimientos, pero está tan acostumbrado a su soledad que es muy difícil erradicarla.

Impacta el hecho de que describa con lujo de detalles el arte de robar carteras. Es increíble el arte que hay que tener para realizarlo sin que se note.

A lo largo de la novela, sin embargo, veremos que el acto de robar no es lo peor que hay; incluso llegaremos a comprender a nuestro anónimo personaje y a apoyarlo en su lucha.

Estamos ante una historia por momentos triste, con esperanza y muy filosófica. Todo ello sin quitarle algún que otro punto en el que existe un toque de acción, aunque mínimo.

El final es de los que deja mucho a la imaginación del lector, de los que daría lugar a eternos debates.

Lo peor de la novela: que sea tan corta. Se trata de esas historias que no te gustan que acaben porque parece que se llevan algo de ti cuando cierras la última página del libro.

Fuentes
Portada y Sinopsis de la página web de Editorial Quaterni.
Reseña para Anika entre Libros.