lunes, 3 de marzo de 2014

La historia de Luz (Fernando Gamboa)

Ficha técnica 
Título: La historia de Luz

Autor: Fernando Gamboa

Editorial: Autoedición

 Nº de páginas: 116
 ASIN: B006RHA5FA

Año: 2012
2ª Edición: Octubre, 2012

Sinopsis

Hay algunas historias, tan hermosas, que no pueden dejar de ser contadas.
Esta que tiene en sus manos me la explicó una amiga colombiana mientras tomábamos tinto con almojábanas en un café de Cali, al sur de Colombia, y narra los increíbles acontecimientos que hace unos años le sucedieron a una niña llamada Luz.
Recuerdo que lloré emocionado en aquel café mientras escuchaba el relato en boca de mi amiga. Pero no lágrimas de tristeza, si no de esa felicidad mágica y milagrosa, que tan pocas veces se deja ver y que cuando nos pasa si quiera rozando con la punta de sus alas nos encoge al alma y deseamos revivirla una y otra vez, intuyendo que solo así tiene sentido todo lo demás. Y fue precisamente la necesidad de recrear aquel breve y perfecto momento de felicidad, lo que me llevó a escribir este libro.
Honestamente no me puedo considerar el autor aunque mi nombre aparezca en la portada, pues es la protagonista quien con su vida ha hecho posible cada línea en esta obra. Yo me he limitado a narrarla de la única manera que concebía hacerlo: fielmente y con el corazón en la mano.
Así, mi única pretensión ha sido ser todo lo fiel posible a los acontecimientos y tratar que esta historia resulte tan conmovedora e inolvidable para usted, como lo ha sido para mí. Tomar aquel instante de felicidad y sembrarlo en cada página de este libro, con la esperanza de que florezca ante sus ojos.
Ojalá lo haya conseguido.

Opinión
Reseña hecha para la web Anika entre Libros.


Luz es una niña a quien su madre envía a casa de su hermana para protegerla de la guerrilla. Sin embargo, Luz encontrará que no es una persona deseada en su nuevo hogar e intentará escapar. Acabará viviendo con distintos tipos de personas en su camino de regreso a casa.


En esta ocasión Gamboa nos ofrece una historia triste, dura pero llena de esperanza.
Luz y su madre viven felices en un pequeño pueblo. Todo se tuerce cuando un buen día irrumpen los miembros de la guerrilla. La madre de Luz decide que lo mejor para su hija es vivir lejos de allí y la envía junto a su hermana a Barranquilla.

La separación de Luz y su madre, aunque lo hace con pocos palabras, se nota desgarradora y la pequeña consigue sobrellevarlo con la ilusión de ser escoralizada. Sin embargo, nada va a ser como esperaba, sino que acabará convertida en una criada.

Así se convertirá en una especie de "Cenicienta", pero esta pequeña Cinderella no tendrá un príncipe que la rescate, sino que será su tenacidad, su fe y la ilusión de volver a ver a su madre, junto con otra serie de circunstancias, las que sacarán a Luz de las garras de su tirana tía y las malcriadas de sus primas, que casualmente también son dos.

Luz consigue escapar de su tía y en su camino de vuelta a casa, que durará varios años, vivirá con diversas familias que, casualmente, le darán más amor que aquella que sí debiera dárselo.

Por desgracia, para muchos niños tal vez esta sea una realidad diaria donde son permanente pasto del abuso tanto físico como psíquico y sólo son capaces de encontrar un rayo de esperanza, una sonrisa, una palabra amable, un gesto o una mirada al traspasar las puertas del que supuestamente es su hogar.

Si hay algo que destacar de "La historia de Luz" es la fe inquebrantable de Luz, una fe que le hace caminar hacia adelante pase lo que pase, que le mantiene en el camino de la búsqueda.

Sin embargo, hay algo que choca, la increíble buena suerte de la niña. En su ingenuidad e inocencia recorre muchísimos kilómetros sin encontrarse con nadie que le moleste, ni le asalte, máxime teniendo en cuenta que estamos en una Colombia conflictiva. Quizá, Gamboa, se ha centrado más en relatarnos la búsqueda de la pequeña y ha decidido omitir otros aspectos de la historia, pero parece ser demasiada buena suerte.

Pese a esto, la historia es muy bonita, aunque con sus partes tristes. La lectura es muy amena y la curiosidad ante lo que le pase a Luz o averiguar si conseguirá encontrar a su madre hace que la historia consiga enganchar al lector.

Una pequeña advertencia, aunque hay momentos que nos depararán alguna que otra sonrisa, hay varias escenas que arrancarán alguna pequeña lágrima. Son cosas que pasan, sobre todo cuando el protagonista es un niño.